Menores tarifas y mayor energía renovable, la solución

Por Carlos Ordosgoitia Sanin
Alcalde de Montería

Escenarios como el 6º Foro Internacional de Energías Renovables son trascendentales para la construcción de reflexiones tendientes a establecer una hoja de ruta para la elaboración de una sólida política pública que cambie las condiciones desfavorables que padecen los ciudadanos a causa de los elevados costos de las tarifas de energía.

Los ciudadanos a pesar de tener el mismo consumo de energía en kilovatios hora, han visto un incremento elevadísimo en su factura, lo que ha influido en su presupuesto mensual, disminuyendo la compra de alimentos y otros servicios.

El costo del kilovatio hora en el Caribe es escandaloso. En mayo de 2022 los usuarios de Afinia lo pagamos a $924 y los de Air-e a $946, mientras que en Bogotá el valor fue de $638 y en Medellín de $729.

Reconocemos la voluntad del Gobierno por lograr tarifas justas, pero en el Caribe necesitamos una disminución significativa; reducción del 2,7% es insuficiente.

En el último año los hogares del Caribe han tenido que soportar un incremento de las tarifas del 30%. Una familia que pagaba un recibo de $182.000 hoy está pagando $260.000, es decir, que el recibo se incrementó $78.000. Con la disminución propuesta, esa familia tendría que pagar $253.000, lo que refleja una mínima rebaja de tan solo $7.000.

Igual sucede con las industrias y grandes empresas, con el agravante que ese sobrecosto del servicio energético genera desempleo y afecta la competitividad. Por ejemplo, una empresa que venía pagando un recibo de energía de $21 millones, en el último año se le incrementó $9 millones. Hoy, pagan un recibo de $30 millones y tan solo tienen un alivio de $810.000.

Destacamos que el nivel central logró la renegociación de 952 contratos entre generadores y comercializadores, de los cuales el 54% se asocian al mercado regulado y el 46% al mercado no regulado, y que se incluyó nuestra propuesta de impactar positivamente las tarifas con la regulación del IPP, tomando el de diciembre de 2020 y actualizando los cargos con la menor variación del IPC.

La energía es indispensable para que los ciudadanos puedan tener tranquilidad, especialmente en el Caribe donde tenemos una dependencia energética más fuerte. Es necesario que se incluya una Prima de Clima a manera de alivio, debido a que en el Caribe se consume mucha más energía que en otros sitios de Colombia. A lo que agregamos, con mensaje de urgencia, que se requiere un mayor presupuesto para darle solución a las pérdidas no técnicas y a las inversiones para el mejoramiento de las redes.

Las puertas de Montería están abiertas para atraer alternativas que conduzcan a la revolución y puesta en marcha de las energías renovables. Conocemos la visión del Gobierno con relación a la transición energética y estamos seguros que funcionará muy bien en nuestra ciudad gracias a todo lo que venimos adelantando y aprovechando en materia de inversión, entendiendo el territorio y haciendo de los retos nuestra gran fortaleza.

Estamos convencidos que los procesos de transición energética tienen que empezar a verse reflejados durante los próximos años. En Montería lo estamos haciendo. Con el apoyo del gobierno de Suiza se instalaron 72 paneles solares en la Institución Educativa Juan XXIII convirtiéndose así en el primer colegio bioclimático de la Costa Caribe. Además, adelantamos un proyecto de $5.000 millones para llevar paneles solares a seis Instituciones Educativas de la zona corregimental.

Lo que estamos trabajando desde el Gobierno de la Gente, de la mano con las demás ciudades capitales del Caribe y el Gobierno Nacional en busca de soluciones al tema energético; la articulación de acciones con los empresarios y la realización de foros académicos como este, nos abren el panorama para tener una visión compartida de lo que debemos hacer para seguir dinamizando la economía y generando mayores oportunidades para los ciudadanos. Si así lo seguimos haciendo y si logramos una tarifa de energía justa, no me queda duda que el Caribe Colombiano será una de las regiones más competitivas de América Latina.

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -