Migrantes que quedan en Necolcí en situación de indigencia

Los más de 10.000 migrantes, en su mayoría venezolanos, que llegaron a Necoclí, en el Urabá antioqueño, hace dos semanas para lograr un cupo en lancha hasta el Tapón del Darién, se están devolviendo hacia sus lugares de origen por las nuevas restricciones del Gobierno de EE. UU.

Una de esas medidas fue cerrar la frontera del sur de México y la prohibición de la entrada de ciudadanos indocumentados. Estas restricciones le llegaron como un balde de agua fría a esta población, que salió de sus países con el fin de cumplir el sueño americano, o por lo menos una mejor vida, pero los planes cambiaron.

Wilfredo Menco, personero de Necoclí, informó que son aproximadamente 500 los migrantes que quedan en el municipio, quienes duermen como pueden en las playas.

“Los que están es porque no tienen recursos para devolverse. Una parte de los migrantes decidió devolverse porque creen que cumplen los requisitos y otros manifiestan que no van a correr el riesgo de esperar a ser retenidos y luego quedarse en la selva atrapados. Los lancheros que tuvieron bastante trabajo por estos días tuvieron que devolverles el dinero a las personas que habían comprado los ‘tiquetes’ con antelación”, sostuvo Menco

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -