Luis Quiñones se hizo boxeador para defenderse del bullying: su sueño era ser campeón mundial

Luis Quiñones se puso los guantes para defenderse en su colegio en Barrancabermeja. Desde ese momento arrancó su sueño para convertirse en campeón mundial. Creció en el barrio Ciudadela Pipatón, en un hogar humilde con sus hermanos Maira y Leonardo, quien habló con Noticias Caracol esta semana cuando el deportista aún luchaba por su vida.

“Trabajadores. Cada día salimos a buscar la comida de nuestras familias”, señaló. Contó Leonardo que Luis se hizo boxeador para que no le hicieran bullying en el Colegio Industrial.

“En el colegio le hacían bullying y él un día decidió que no me van a dar más en la jeta, como uno dice vulgarmente, y se puso a entrenar y un día el man se la vino a montar y lo aquietó, y a él le quedó gustando eso”, manifestó.

Fue un hombre de fe que desde los 12 años comenzó a entrenar con Filiberto Meneses y luego con su amigo Harold Martínez. “La verdad que era una persona que solo hablar con él lo llenaba a uno de motivación”, recordó Harold Martínez, boxeador barranqueño.

“Aquel hombre que siempre tendía la mano cada vez que no podías más con el asalto”, dijo su amigo Jerson Cajar Rojas.

Su sueño era ser campeón mundial y por eso salió para Barranquilla a ser profeta en otra tierra. “El muchacho era cien por ciento entregado al deporte, lo amaba tanto que prácticamente lo que sucedió fue por el amor que le tenía al deporte”, subrayó Martínez.

Le decían Pantallita, pero el día del combate que selló su vida se estrenó como Luis ‘El Guerrero’ Quiñones. “Y allá dijeron Luis ‘El Guerrero’ Quiñones, y yo dije: ‘amor, le cambiaron el apodo, no es así’, y mi esposa me dijo: ‘es hasta bonito el apodo’”, expresó Leonardo.

Luis ‘el guerrero’ Quiñones se fue buscando su sueño en cada asalto de la vida, ser un campeón.

Tomado de : Noticias Caracol

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -