Murió joven que había sido herido por una bala perdida mientras jugaba fútbol

En la clínica Adela de Char, del municipio de Soledad, murió la tarde de este jueves un menor de 14 años que el pasado 21 de junio resultó herido por una bala perdida que lo impactó en la cabeza al quedar en medio de una disputa entre dos pandillas que se enfrentaban en pleno aguacero.

El caso se registró en la cancha de fútbol del barrio Villa Sol. Allí, el menor se encontraba jugado fútbol con dos amigos cuando aparecieron integrantes de dos pandillas que inicialmente se enfrentaban con palos y piedras.

Sin embargo, de un momento a otro un joven conocido como Kener sacó un arma de fuego y empezó a disparar impactando al adolescente en la parte de atrás de la cabeza.

Ahora familiares de este menor, que soñaba con convertirse en un futbolista profesional y que para ello se preparaba en escuelas de Barranquilla, solo esperan que se haga justicia y que el asesino sea capturado. Al tiempo piden la intervención de las autoridades, pues cada vez que llueve en el sector las pandillas salen a enfrentarse.

Tomado de : Blu Radio

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -