El SUE manifestó su compromiso con el fortalecimiento de la educación superior pública

En una carta abierta, dirigida al presidente electo, Gustavo Petro, el Consejo de Rectores del Sistema Universitario Estatal (SUE) manifestó su compromiso con el fortalecimiento de la educación superior pública, al tiempo que felicitaron al nuevo mandatario nacional por su triunfo electoral.

Los rectores expresaros su satisfacción, ante la apuesta maneja Petro, al intentar convertir a la nación en una potencia, basada en la educación pública y gratuita, salud, empleo, y la transformación de la matriz energética convencional, entre otras ideas, merecen un importante reconocimiento y apoyo por parte de la academia.

“Las universidades colombianas, en las últimas décadas, han cumplido una misión ejemplar en la formación de futuros profesionales, la generación de conocimiento y el desarrollo de grandes proyectos sociales que impactan los territorios”, indicaron en la carta.

Sostuvieron que, entre los años 2004 y 2017 las universidades públicas aumentaron la cobertura de programas de pregrado en 58%; asimismo, creció el número de grupos de investigación reconocidos y se impulsaron innumerables publicaciones científicas.

En los últimos cuatro años, el SUE consolidó un proyecto de reforma a los artículos Ley 30 de 1992, para contar con transferencias de la nación que correspondan a los gastos de funcionamiento de las universidades y se reconozca los impactos del Decreto 1279 en materia de puntos salariales de los profesores, buscando alternativas sostenibles para aumentar la cobertura y aumentar la inversión. “Este proyecto de ley requiere apoyo del gobierno nacional para su presentación ante el Congreso de la República”.

Prosiguieron: “Pese a la escasez de recursos, las universidades públicas han trabajado arduamente por el mejoramiento de la calidad de las instituciones, de hecho, más del 50% se han acreditado de alta calidad, pero es necesario superar las brechas existentes entre las universidades de región y las universidades de las grandes ciudades, de tal forma que todo el sistema sea de alta calidad”.

Precisaron que “Se hace necesario revisar la normatividad de aseguramiento de la calidad, para que fortalezca la diversidad de currículos existentes en el país con un enfoque diferenciador e incluyente, de tal manera que los saberes de las comunidades sean reconocidos y aporten a la academia para generar transformaciones educativas en todos los territorios.

Finalmente, expresaron que se ponen a disposición del nuevo gobierno para trabajar en la comisión de empalme, para aportar a la construcción de los planes y programas educativos que contribuyan con la agenda nacional para el establecimiento del gran acuerdo nacional por la paz y la reconciliación de todos los colombianos.