De un puño, conductor dejó en coma a repartidor por “estar mal parqueado”

Un repartidor de 46 años quedó en coma tras recibir un puño de un conductor intolerante. El agresor se molestó porque el trabajador había parqueado mal el vehículo e impedía que pudiera sacar su carro.

Según el medio TN, los involucrados habían discutido en la calle y luego el atacante ingresó a un supermercado en Argentina donde el repartidor había descargado la mercancía.

Minutos después, una cámara de seguridad registró cómo el conductor intolerante se acercó a su víctima por la espalda y le dio un puño en la cara que lo mandó contra el piso.

Por la caída, el repartidor sufrió una fractura de cráneo y quedó en coma.

Según los médicos, primero deben drenar los coágulos de la cabeza de la víctima para poder operarla. El agresor fue detenido y quedó a disposición de la Fiscalía.

Tomado de : Noticias Caracol