Senadora electa Liliana Bitar buscar frenar abusos de Afinia y Aire en el Caribe

“Como Senadora no puedo quedarme de brazos cruzados mientras estas empresas abusan de nuestra gente”. Esto dijo la congresista electa del Partido Conservador, frente a las múltiples quejas que en las últimas semanas se han suscitado por cuenta de los altos costos del servicio de energía en la Costa Caribe, dónde operan las empresas filiales de EPM, Afinia y Aire.

“Los habitantes del Caribe estamos cansados de los abusos de las empresas de energía Afinia y Aire. La excusa no puede ser los problemas del pasado con Electricaribe ni lo que heredaron, pues sabían lo que compraban”, afirmó Bitar.

Por esta razón, la Senadora prepara dos propuestas que serán objeto de debate en el Congreso de la República una vez se posesione el próximo 20 de julio.

“Desde el Congreso vamos a trabajar en 2 frentes para bajar tarifas y mejorar la calidad del servicio: la primera es el aumento de los subsidios para los estratos más bajos y la segunda es financiar con recursos de Regalías y Sistema General de Participaciones la inversión en infraestructura eléctrica por parte del Estado, lo que también impacta en la tarifa”, explicó.

Agregó que “esto no es suficiente si los prestadores no ponen de su parte y la Superintendencia de Servicios Públicos no exige lo que les corresponde por ley, por eso también vamos a enfocar nuestros esfuerzos en hacer que la ley se cumpla”, expresó Bitar.

La Senadora electa como conocedora de los temas de presupuesto, aseguró que los municipios -en su mayoría de categorías cuarta, quinta y sexta- no tienen forma de invertir en infraestructura eléctrica porque los ingresos corrientes de libre destinación no son suficientes para atender las necesidades en materia de proyectos eléctricos que se requieren, además de otras necesidades que deben atender los alcaldes con estos recursos, por lo que considera que el Estado tiene que buscar la forma de aumentar la financiación en infraestructura eléctrica.

“Vamos a seguir luchando por un servicio de energía de calidad y con tarifas justas y acordes a la realidad económica de los habitantes del Caribe Colombiano, exigiéndole a las empresas el cumplimiento de lo que les corresponde, a la Superintendencia ejercer un control riguroso que respete los derechos de los usuarios”, concluyó la Senadora conservadora Liliana Bitar.