Encuentran cadáveres de dos hombres secuestrados por el ELN en Buenaventura

En una fosa común del sector de Bocas del río Cajambre, zona rural de Buenaventura, fueron hallados los cuerpos de Javier Mauricio Palomino, de 45 años, y su hijo Juan Fernando Palomino, de 26, quienes habían sido secuestrados, al parecer, por integrantes del ELN el pasado 7 de junio en el corregimiento de Sabaletas.

Un habitante del sector, dio aviso a las autoridades sobre la presencia de hombres armados en la zona a quienes vieron cavando. Personal de la Armada Nacional, CTI y Gaula Militar se desplazaron al inspeccionar, encontraron a las víctimas.

El día del secuestro, la familia dedicada a la atención de turistas se encontraba en un hotel de su propiedad, cuando llegaron los captores y se los llevaron en una embarcación con rumbo desconocido hasta un estero, incluyendo al padre y abuelo José Ignacio Palomino, quien fue liberado 23 días después, luego que la familia pagara $100 millones de pesos por su rescate.

“Llegaron y se identificaron por integrantes del ELN, nos llevan y nos tenían en unas condiciones infrahumanas, amarrados y totalmente vendados. Nos daban una salchicha diaria”, dijo José Ignacio a BLU Radio el 1 de febrero.

Al salir de cautiverio, se comprometió a enviar más dinero para rescatar a su hijo y nieto y fue así como pagó otros $100 millones. Sin embargo, nunca volvió a recibir pruebas de supervivencia de sus seres queridos.

“A mí me liberan 23 días después de haberme tenido por los lados de Pizarro y Costa Rica. Nosotros cumplimos con el acuerdo al que habíamos llegado”, agregó el hombre.

Las autoridades anunciaron que adelantan operativos en la zona, buscando establecer el paradero de los responsables y dar con su captura.

Tomado de : Blu Radio

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -