Bienaventurada la Contraloría

Por Fernando Varilla

Que bonito, que chevere, contar con una persona que tiene más de 20 años de estar en la vida pública, que ha acupado cargos como concejal, secretario de despacho, gobernador (e) y hoy contralor, Omar Lozano, quien se despide el 31 de diciembre con una vida intachable; en lo personal y en la política, pero a quien lo critica: ¡bienaventurado los que lloran, sufren y gozan porque que ellos encontrarán la gloria de Jehová! (Hector Zuleta).

Omar se despide de la Contralia General de Córdoba con la frente en alto, con una carrera profesional intachable, a pesar de que muchos lo atacaron, aquí se va con todos los méritos.

Seguirá trabajando con transparencia y eficacia al servicio de los cordobeses.

Con Cariño, tu amigo.

Fernando Varilla.

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -