Ordenó su propio asesinato para que su hijo cobrara el seguro de vida

Alex Murdaugh, de 53 años, un influyente abogado estadounidense, cuya esposa e hijo fueron asesinados, fue acusado de fraude a una compañía de seguros y falso testimonio por organizar sin éxito su propio asesinato.

Murdaugh se entregó a la policía de Carolina del Sur el pasado jueves por la mañana.

Unas horas más tarde, un juez lo puso en libertad condicional mediante el pago de una fianza de 20.000 dólares.

El abogado niega toda responsabilidad por la muerte de su esposa Maggie, de 52 años, y su hijo Paul, un estudiante de 22, a quien encontró acribillado a balazos el 7 de junio fuera del pabellón de caza familiar.

Pero, admite haber pedido a un excliente que le disparara, para que su último hijo sobreviviente pudiera obtener 10 millones de dólares de un seguro de vida.

El tirador lo hirió en la cabeza el 4 de septiembre, pero Alex Murdaugh sobrevivió.

En la audiencia del jueves, su abogado Dick Harpootlian aseguró que había sufrido durante 20 años una grave adicción a los opiáceos. “La muerte de su esposa e hijo lo hizo estallar”, dijo.

Mientras espera ser juzgado por esta estafa fallida, Murdaugh será sometido a tratamientos de desintoxicación.

Por otro lado, la policía de Carolina del Sur también está investigando cargos de malversación de fondos en su bufete de abogados y acaba de abrir una investigación sobre la muerte de su trabajadora doméstica en 2018.

En esa época, Murdaugh explicó que Gloria Satterfield, que había trabajado para la familia durante más de 20 años, se cayó por las escaleras después de tropezar con un perro y la muerte se clasificó como “natural”.

Be the first to comment on "Ordenó su propio asesinato para que su hijo cobrara el seguro de vida"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*