Se fugó de la cárcel y después de 30 años decidió entregarse

Un hombre se fugó de la cárcel de Grafton, en Nueva Gales (Australia), el primero de agosto de 1992. Han pasado 30 años y decidió entregarse por una insólita razón que obedece forzosamente a la situación generada por la pandemia.

El protagonista de la historia es Darko Desic, quien había sido sentenciado a tres años de cárcel por cultivar cannabis. Decidió entonces armar un plan, que le funcionó para huir ayudado de una hoja de sierra y un cortapernos.

Durante estos 30 años mantuvo un bajo perfil en trabajo informal en granjas y viviendo en un suburbio. Respetaba la ley para no llamar la atención.
Pero la situación del hombre que se fugó de la cárcel se vino a pique por la emergencia del coronavirus , tanto así que terminó viviendo en la calle. No soportó las condiciones de su nueva vida y se entregó para tener, por lo menos, una cama, comida y un techo asegurados.

Be the first to comment on "Se fugó de la cárcel y después de 30 años decidió entregarse"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*