¡A Rafa!

Confieso que todavía estoy tratando de entender todo, por momentos creo que estas en Bogotá haciendo alguna vuelta del trabajo y que pronto regresarás. Perder a un familiar a temprana edad es una experiencia amarga, pero perder a tus padres a corta edad, sin duda es una sensación que no tiene palabras.

Me pongo a analizar todo lo que vivimos los últimos cuatro años luego de que nuestra madre Denys partiera y sin duda, le doy gracias a Dios por esa relación padre -hija tan linda que cultivamos, con sus altibajos y dolores de cabeza como todo, pero una relación donde lo que mas primó fue el amor, estoy segura de que ese amor por tu esposa, fue el que te llevó a estar con ella en la presencia de Dios.

Hoy son tres meses de tu partida, pero también es tu día especial, donde tu amada te cocinaba tu comida especial y que en los últimos años nosotras te celebramos como si ella estuviese todavía con nosotros, por que la unión familiar fue uno de los pilares mas importantes que ustedes nos enseñaron. A pesar del vacío que nos dejó su partida, siempre estuvimos ante la adversidad con una sonrisa, pero con nuestro corazón en pedazos.

El Covid-19, a pesar de quitarnos a ese padre maravilloso, fue la circunstancia que mas nos unió como familia. Dense y Caro regresaron a casa, yo ya estaba haciéndote compañía. Fue el año en que mas te gozamos y ¡uff! que te gozamos. Tengo mil anécdotas que contar y mil videos donde estas con tu sonrisa de siempre. Como olvidar los días que nos despertabas a las 5:30 de la mañana para organizar todo, nos volvimos reporteras, camarógrafas y productoras en casa, al principio fue complicado pero supimos adaptarnos y sacar tu noticiero, por el que tanto te desvivías… adelante.

Los días en que te cocinaba “esas comidas raras” como decías, que te las comías a regaña diente y luego ibas donde Alicia por que eso no llenaba jajaja, “esas niñas con sus inventos fit” decías. No te digo, tengo mil cuentos tuyos. No puedo dejar a un lado la famosa chicha de Cata, quedó un vaso en la nevera esperándote, nunca supimos hacerla, pero tu suegra siempre te tenía un poquito guardada.

Duele tu partida papá, nuestro corazón nunca se repuso, hoy esta más destruido que otros días. Pero sabemos que estás en la presencia de Dios, un hombre tan creyente y devoto como tú, tenía el cielo ganado hace mucho. Tus hijas en la tierra oran por tu alma y tu eterno descanso.

Feliz Cumpleaños en el cielo Rafa, gózate tu día como siempre lo hacías, con un buen porro al lado de tu madre Neyla y una buena comida hecha por tu amada Denys.

Los extrañamos mucho.

Melissa.