Tres disparos de arma de fuego, 30 puñaladas y quemaduras con ácido: el reporte forense de patrullero asesinado en Cali

El hermano del patrullero Carlos Rincón, Yoani Rincón, entregó detalles del parte forense de su familiar e indicó que tenía entre 20 y 30 heridas de arma blanca, tres impactos de arma de fuego y quemaduras que habrían sido causadas con ácido.

Dijo que su hermano fue interceptado en el sector del paso del comercio, donde varios sujetos se lo llevaron y posterior a ellos fue torturado. “El cadáver estaba irreconocible”, señaló.

En medio de los actos de violencia que se han dado en el marco del paro nacional han sido denunciados abusos de autoridad y de manifestantes y homicidios que están siendo investigados por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Uno de esos homicidios es el del patrullero Rincón, quien estaba prestando sus servicios de apoyo en Cali. Según indicó la propia institución, el uniformado fue abordado por varios sujetos en el sector del paso del comercio, cuando se encontraba de descanso y se movilizaba en si motocicleta.

La información que entregó la propia Policía es que a Rincón lo bajaron de la moto y los sujetos se lo llevaron con rumbo desconocido; días después su cuerpo fue encontrado flotando en el río Cauca.

El caso generó total rechazo por parte de la Policía en Cali, que anunció que denunciaría la situación ante las autoridades internacional por las flagrantes violaciones a los derechos humanos.

En su momento, la Comandancia de la Policía Metropolitana de Cali indicó que efectivamente el uniformado había sido torturado y se le habían encontrado varias heridas de arma de fuego y de arma blanca.

Pero quien entregó en las últimas horas reveladores detalles del dictamen forense fue el hermano del policía, Yoani Rincón, quien señaló: “a mi hermano Carlos lo interceptaron en un punto que se llama el paso del comercio, a él lo despojaron de su moto, esa moto la incineraron completamente ahí en ese lugar, él fue llevado a un CAI el cual ya estaba en control por parte de ellos (encapuchados), ese CAI ya había sido quemado por los manifestantes o la gente, ese CAI estaba desolado, ellos estaban haciendo uso del CAI como trinchera”.

“Allá fue llevado mi hermano, fue torturado, a él le propinaron muchos impactos de arma blanca, fueron demasiados, yo pongo que fueron entre 20 y 30, después también lo impactaron con armas de fuego, también se ve en el cuerpo que fue torturado como con ácidos, porque la piel se veía negra, muy muy deteriorada, al encontrarlo ya en el río, eso fue una búsqueda aproximadamente de cuatro días que no sabíamos nada de él, en el río no lo encontrábamos”, agregó.

Manifestó que cuando los cuerpos de búsqueda hallaron a su hermano, el cuerpo estaba demasiado deteriorado, tanto así que era difícil su reconocimiento.

“Él se encontraba trabajando en una estación de Policía, eso es ahí en zona rural, se llama El Hormigueo, mi hermano no tenía nada que ver con la manifestación, hasta él estaba contento, él me decía que yo no tengo nada que ver con esa manifestación, no tengo que ver nada por allá en Cali, muchas veces me dijo, no sube a Cali por lo que me da miedo por esas manifestaciones, él sentía miedo por eso, porque supuestamente se estaban tornado muy agresivas, entonces en muchas ocasiones me dijo, yo mejor me quedo aquí en el CAI, él llevaba días sin ir a Cali por esta situación de las manifestaciones”, manifestó.

En su momento, el director de la Policía, el general Jorge Vargas, indicó que “la información que tiene la Policía es que se encontraba transitando por el Paso del Comercio. Fue abordado por delincuentes en esa zona que, para ese momento, se encontraba bloqueada. Fue asesinado en ese lugar. El cuerpo presenta varias lesiones producidas con arma de fuego, objeto contundente y arma corto punzante. La moto en la que él se movilizaba fue hallada en ese punto el 4 de junio incinerada”.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba