Vías de la zona rural de Cereté continúan intransitables sin que la Alcaldía ejecute un plan de inversión

Habitantes de la zona rural del municipio de Cereté continúan padeciendo el calvario del mal estado de las vías, sin que el Alcalde, Antonio Rhenals, haga nada para remediarlo.

La Quinta, Boca Grande y Pueblo del Carmen, en el corregimiento de Rabolargo, son zonas que se encuentran intransitables, debido a los enormes charcos y lodazales.

El pésimo estado de las vías que comunican a estos sectores del corregimiento de Rabolargo han hecho que motociclista y transeúntes que toman la osadía de pasar los enormes lodazales y charcos se caigan en el intento de cruzarlos.

La comunidad está cansada por el mal estado de las vías rurales y le piden a la Alcaldía de Cereté que haga los mantenimientos respectivos, con buen balasto, porque en estos momentos los pequeños productores no pueden sacar sus productos para comercializarlos en los mercados locales y departamentales.