La dura situación que atraviesa Boyacá por cuenta del covid-19

La Gobernación solicitó al Mininterior permiso para hacer confinamiento, pero este fue negado.

Hasta hace seis semanas Boyacá tenía uno de los dos únicos municipios en el país que no habían reportado ni un solo caso positivo de covid-19. Se trataba de Campohermoso, un pueblo de unos 4.000 habitantes ubicado a casi cinco horas de Tunja.

Pero con la llegada del tercer pico de la pandemia, que ha sido el más mortal en el país, el virus arribó a este municipio y, además, hoy tiene a todo el departamento en alerta máxima por el incremento de los casos activos y de las muertes. La ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), por su parte, supera el 100 por ciento.
La situación es tan crítica que, mientras en las principales ciudades del país hablan de una reapertura total, el gobernador Ramiro Barragán le solicitó al Ministerio del Interior un confinamiento estricto para el fin de semana.

“Esa decisión de choque lo que busca es proteger la vida y salud de los boyacenses”, aseveró el mandatario.

Sin embargo, esta solicitud, que contaba con el respaldo de todos los gremios del departamento, no fue aprobada desde el Ejecutivo.

Esto, según el mandatario regional, es preocupante, pues en este momento enfrentan las cifras más difíciles desde que comenzó la pandemia. Tanto así que hay alrededor de 30 pacientes esperando una cama UCI, algo que no se había visto en esta región.

Por esto, Barragán hizo un llamado a la ciudadanía para que “hagamos un aislamiento voluntario, que no visitemos este fin de semana a familiares, que no permitamos las aglomeraciones a través de reuniones de amigos, que hagamos únicamente lo indispensable. Recordemos, nuestras UCIs están al 100 por ciento de capacidad”.

Según el gerente del Hospital Universitario San Rafael de Tunja, Yamit Noe Hurtado, además de la ocupación UCI que supera el 100 por ciento, las hospitalizaciones de adultos superan el 120 por ciento, mientras que las urgencias por pacientes covid tiene una ocupación del 530 por ciento.

“Son momentos difíciles y hoy más que nunca nuestro equipo está entregándolo todo, desde servicios generales, vigilantes, enfermeras médicas especialistas, en fin, cada uno desde su rol viene realizado una gran labor comprendiendo que las familias boyacenses nos necesitan, le pedimos a la ciudadanía extremar las medidas de autocuidado, para que entre todos salgamos adelante”, aseguró el gerente.

“Nos encontramos con capacidad limitada para atender la demanda espontánea por el servicio de urgencias, no podemos aceptar remisiones desde otros centros asistenciales, por eso solicitamos a todos los prestadores de la red asistencial de primero, segundo y tercer nivel del departamento, se abstengan de enviar o direccionar a nuestra institución remisiones en calidad de Urgencia Vital”, aseveró, por su parte, el gerente de la Clínica Mediláser, Edgar Vargas Granados.

Este jueves el departamento registró 803 casos nuevos y 12 fallecimientos. Con esto ajustó 69.425 casos positivos desde que comenzó la pandemia y 1.621 muertes.

Mayo fue el mes más mortal dela pandemia en Colombia. Las muertes estuvieron cercanas a los 15.000 casos y casi 500.000 contagiados.

Y Boyacá no fue ajena a esta realidad. Durante este mes se contagiaron 13.265 personas y murieron 330.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba