Comisión nacional establecerá mesa de diálogo con la comunidad Emberá Katío

Una comisión de verificación del Ministerio del Interior llegará este martes 1 de junio a Montería con el propósito de establecer una mesa de diálogo con la comunidad Emberá Katío que se encuentra apostada en el parque central de la ciudad, protestando por las condiciones de seguridad en su territorio y por la garantía de otros derechos, que según ellos, les vienen siendo conculcados.

El Ministerio del Interior, atendió así una solicitud expresa de la administración departamental, formulada la mañana de este jueves 27 de mayo, en el marco de un encuentro sostenido con los representantes de la minga, liderada por el secretario de Interior y Participación Ciudadana, Édgar Garcés y de la que también participaron los comandantes de la Fuerza Pública con asiento en esta sección del país.

“Ellos están viviendo una situación muy compleja, pero desde la Gobernación no podemos atender sus reclamaciones, ya que son temas de orden público que corresponden al resorte nacional” dijo Édgar Garcés, tras señalar que la administración departamental, por orientación del gobernador Orlando Benítez, siempre ha servido de puente e intermediaria, no sólo ante el nivel central, sino con todas las entidades públicas y privadas, generando consensos, espacios de diálogo y entendimiento, para lograr una pronta solución que permita el retorno de estos indígenas de manera segura a sus territorios.

Garcés recordó que las peticiones de esta comunidad para retornar a sus territorios, incluyen condiciones de seguridad nacional como la desmilitarización del resguardo indígena, que se les garantice la no repetición de los hechos que dieron lugar a su desplazamiento y ayuda humanitaria general permanente.

Mientras se dan las condiciones para su regreso, la Gobernación de Córdoba seguirá brindándoles los apoyos humanitarios necesarias, como ha sido desde su llegada a la ciudad de Montería, con el suministro de agua potable, alimentación y atención en salud.

Igualmente, las madres cabeza de hogar pertenecientes a esta etnia, serán ubicadas en un albergue temporal mientras se produce su retorno.