¿Cómo reconocer quién domina la economía y por qué?

Existen básicamente dos tipos de mercancías: las de consumo y las de intercambio. La mercancía de intercambio por excelencia es el dinero y quienes la administran son quiénes acumulan más riqueza con menos esfuerzo o especulación.

Exacto, son los bancos y otras entidades financieras que, al suministrar y contraer la mercancía del dinero, ponen las condiciones más relevantes en la economía.
Los dueños de las mercancías de consumo aceptan esta condición porque sólo quieren dinero por sus mercancías y no otro tipo de mercancías.

Las entidades de las finanzas entienden muy bien esto y crean cualquier cantidad de derivados financieros para que la economía dependa más de mercancías de intercambio y menos de mercancías de consumo. Se pueden hacer productos financieros de todo, de cualquier cosa con intereses económicos (bienes y por extensión servicios). ¿Qué efectos genera esto?

El precio de las cosas aumenta por la escasez del dinero y no por lo que consumimos. O, dicho de otra forma, la iliquidez trae consigo el decrecimiento de la producción. Banqueros les dicen a productores, industriales, comerciantes y consumidores: aquí mandamos nosotros.

En consecuencia, productores, industriales, comerciantes y consumidores pasan a querer vivir de la renta y depositan sus capitales a los especuladores financieros, dándoles mayor poder a estos y acrecentando el problema económico.

La democratización del dinero fiduciario es una necesidad perentoria para que la economía que genera ocupación sea lo suficientemente atractiva para que la concentración financiera no siga encareciendo los bienes necesarios para una vida digna. Y para ello una buena regulación serían más bancos comerciales y menos de segundo piso.

Economía ficticia versus economía real.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba