El Gaula de la Policía de Córdoba desmanteló a “Los Caza Fincas”

En coordinación con la Fiscalía, en las últimas horas el Gaula de la Policía Nacional logró desmantelar a la banda delictiva “Los Caza Fincas”.

Tras 10 meses de investigación se logró la captura de siete personas requeridas mediante orden judicial por los delitos extorsión agravada, tentada y Fabricación y porte o tenencia de armas de fuego.

Durante el operativo se capturó a:

  • Alias “Armando” cabecilla principal: Se trata de Armando Eliecer Barrera González, capturado en la vereda Aguas Negras. Una vez se terminaran las audiencias el juez determinó medida privativa de la libertad en su residencia.
  • Alias “Katty”: Se trata de Katty Lorena Hernández Fernández,  quien se encargaba de la logística. Era la encargada de prestar vehículos para realizar los actos delincuenciales principalmente a las casas campestres  y la residencia donde se reunían para coordinar y luego materializar las acciones. Una vez se terminaran las audiencias el juez determino medida privativa de la libertad en su residencia.
  •   Alias  “El Viejo” y alias Guido: Se trata de Carlos Mario Venecia y Guido Alberto Bohórquez Camaño; estas personas se encontraban en la ciudad de Barranquilla, hasta donde se dirigieron unidades del GAULA para materializar las órdenes de captura. Una vez se terminaron las audiencias el juez determinó medida privativa de la libertad en centro carcelario.
  • Alias “Rafael”: Se trata Rafael Segundo Tirado Plaza, a quien se le hizo una imputación de cargos puesto se encontraban con medida de aseguramiento.
  •  Alias “Robert”: Se trata de José Tirado Plaza, quien fue capturado en El Sabanal. Este prestaba las armas de fuego para realizar las acciones delincuenciales. Una vez se terminada las audiencias el juez determinó medida privativa de la libertad en su domicilio.

Este grupo de personas seleccionaban a sus víctimas; tanto comerciantes como ganaderos de la región, e ingresaban en horas de la madrugada a sus residencias o fincas campestres, utilizando veneno para neutralizar a perros guardianes y una vez adentro, amordazaban a los moradores, hurtando elementos de valor y dinero en efectivo.

Cuando no cumplían su propósito, amenazaban a un miembro de la vivienda con la intención de ser secuestrado y así pedir dinero por su liberación, como sucedió en un caso, que al no llevar acabo el objetivo del hurto de un dinero que se encontraba en la finca, procedieron a amedrantar a la hija del dueño con asesinarla si no daban la suma de 50.000.000 de pesos. Este caso ocurrió en una finca del municipio de San Carlos Córdoba