Paramédico que falleció por Covid-19 recibió sentido homenaje

Con un sentido homenaje por sus compañeros fue despedido el paramédico y conductor de ambulancias, Jair Enrique Soto, tras fallecer el pasado 12 de abril en un centro asistencial de Montería, por secuelas causadas por el Covid-19.

El trabajador de la salud había superado en febrero pasado el virus, pero este le dejó graves secuelas que le causaron problemas respiratorios que lo mantenían en una Unidad de cuidados Intensivos (UCI).

Era considerado por sus compañeros como un hombre servicial y presto a brindar todo su apoyo en los más complejos momentos en los que se le podría requerir, grandes actitudes con las que se le vio durante 15 años al servicio de la salud en la capital cordobesa.

Tomado de Tu Costeña