Todo listo para que se inicie la aspersión con glifosato en varias regiones del país

La fumigación aérea había sido suspendida en 2015 por la Corte Constitucional al considerar que el herbicida tenía efectos cancerígenos para en la salud y causaba daños en el medioambiente; sin embargo, el Gobierno señaló en el documento que el tribunal no la prohibió y estableció condiciones para permitirla.

Ante eso, la Policía —que quedó establecida en el Decreto 380 como principal operador del programa de erradicación— mostró que ya tiene todo listo en su base de San José del Guaviare para comenzar con la aspersión de la mezcla de glifosato que le apuntan a erradicar 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos en Guaviare, Tumaco, Putumayo y el Bajo Cauca antioqueño.

El material está listo para cuando se dé una fecha específica para reanudar esta práctica, una vez el decreto sea aprobado por el Consejo Nacional de Estupefacientes, integrado por varios ministros y otros organismos como la Fiscalía y la Procuraduría.

Las operaciones de aspersión aérea “se enfocará en áreas de cultivos extensivos e industriales” protegidos por el ELN y las disidencias de las FARC.