Familiares de enfermeras afectadas luego de la vacuna anticovid solicitan el traslado a Medellín

Yeidis Johanna Pérez Martínez, de 33 años y Erika Juliet Miranda Jaramillo de 26 años, son las dos enfermeras que, luego de colocarse la vacuna contra el Covid entraron en un proceso convulsivo que las mantiene hospitalizadas en la Clínica de Montería.

En el caso de  Yeidis Pérez Martínez, enfermera de Sahagún, aunque había presentado una leve mejoría, todo se cayó en las últimas horas debido a un nuevo cuadro convulsivo.

En el caso de Erika Miranda Jaramillo, enfermera de Montería, aunque no ha presentado más convulsiones, sigue sin reconocer a sus parientes, con movimientos involuntarios en su cuerpo cuando duerme y una sensación de que una parte de su cuerpo se quema.

Ambas familias están pidiendo que las enfermeras sean trasladas a Medellín, a un centro de salud de mayor complejidad.

“Estamos muy desesperados. En estos días llegamos a pensar que ya iba a mejorar, pero este nuevo episodio convulsivo nos deja muchas dudas. Por eso pedimos a la Nueva EPS, su aseguradora, que permita remitirla a Medellín a una clínica de mayor complejidad”, indicó la hermana de la enfermera de Sahagún.

“Por  momentos me reconoce, por momentos no, la toco y parte de su cuerpo está helada y dice que se quema, y la otra parte del cuerpo muy caliente, le pido a la EPS Coomeva que me ayuden a trasladar a mi esposa hasta Medellín”, le dijo ChicaNoticias el esposo de la enfermera de Montería, David Pacheco.

Cabe recordar que la enfermera Yeidis Johanna recibió la vacuna el pasado lunes 1 de marzo y Erika Juliett el martes 2 de marzo. En ambos casos las mujeres presentaron convulsiones y malestar a los 10 minutos de haberse aplicado la vacuna, por eso los familiares de ambas familias le atribuyen a este biológico la gravedad de las mujeres.

 

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -