En San Andrés de Sotavento cierran los comercios pero permiten las fiestas de los funcionarios de la Alcaldía

Según reportó el portal de noticias web, La Lengua Caribe, mientras el comercio del municipio San Andrés de Sotavento debió someterse al cierre de los establecimientos nocturnos para “evitar la propagación del Covid-19” sus funcionarios celebraron por todo lo alto el baby shower de la esposa del asesor jurídico de la administración municipal.

Esta gran fiesta, que congregó a funcionarios de la Alcaldía de San Andrés y de Tuchín, ha traído mucha indignación entre la población porque mientras al pueblo se le impide trabajar y realizar otras actividades para evitar aglomeraciones, los funcionarios públicos violan todas las normas y hacen lo que quieren.

El Decreto 0101 de la Alcaldía de San Andrés dejaba claro que todo el comercio debía cerrar desde las 10:00 de la noche del viernes 26, hasta las 10:00 de la mañana del sábado 27 y así sucesivamente hasta el lunes 1° de marzo.

A pesar de que todos los locales nocturnos del municipio debían estar cerrados, la fiesta se celebró en un reconocido restaurante del municipio que, al parecer, es propiedad de la gerente del hospital municipal, aseguró La Lengua Caribe.

De esta forma, el gremio comerciante y la comunidad en general, manifestaron su inconformismo, pues consideran injusto que hayan tenido que cerrar sus negocios mientras los funcionarios de la administración celebraban con licor y hasta banda musical.

Finalmente, hicieron un llamado al Gobierno Departamental y a la Procuraduría General de la Nación para que se tomen los correctivos correspondientes y de ser necesario se apliquen sanciones.

Participa en los comentarios