Una ballena muerta es una bomba de tiempo que en cualquier momento podría explotar

Una ballena varada sin duda reúne a muchos espectadores, nadie quiere perderse este espectáculo de ver a un gigante del mar de cerca. Sin embargo, la muerte de una ballena de gran tamaño en la orilla de cualquier playa es una bomba de tiempo que pone en peligro a quienes se acercan a ver o a tocar al animal.

Las ballenas muertas pueden explotar, ¡sí así como lo lee!, y no se trata de una leyenda urbana, se trata de la acumulación de gas metano dentro de las entrañas del cuerpo ya muerto.

En un segundo varias toneladas de entrañas pueden salir  volando a más de 70 kilómetros por hora, a más de 15 metros de altura  y llegar a una distancia de más de 50 metros, poniendo en peligro a todos los que estén a su alrededor, sobre todo, los que están encima del animal.

Así que los curiosos, no sólo terminarían cubierto de repugnante vísceras, sino golpeado por los órganos de esta ballena que salen volando a alta velocidad

El peligro es mayor si alguien decide montarse o golpearla, literalmente saldrían volando por el aire, y de esto hay casos bien documentados.

¿Por qué explotan?

Inmediatamente mueren, las ballenas comienzan a liberar  metano, un gas altamente explosivo que se acumula en bolsas de aire, hasta que la presión alcanza niveles insospechados.

Durante el proceso de fermentación los tejidos muertos se secan, produciendo además, Dióxido de Carbono, las proteínas se descomponen, se  licuan los órganos y dan lugar a olores horribles

La putrefacción y fermentación es el resultado de muchos gases acumulados, que sumado a la gruesa capa de grasa que tiene la ballena y que hace que los gases no puedan escapar, la convierten en una bomba de tiempo desde que muere.

Expertos explican que el peso corporal de ballena cierra los orificios de la ballena y por eso explota.

De modo que una ballena de gran tamaño, varada y muerta en cualquier playa sólo tiene dos escenarios, explotar o desinflarse al conseguir los gases un orificio por donde salir, que generalmente están cerrados por el peso del animal.

Según reportes ya documentados, la explosión de una ballena en tierra, es sólo comparada con la explosión de un volcán.

Es por eso que el transporte de una ballena muerta debe organizarse rápidamente y hacer una hendidura en el animal para liberar los gases y evitar una explosión

Sin embargo, este procedimiento también es peligroso, porque si se corta muy profundo la liberación de gases será intensa y difícil de controlar hasta para los expertos.

Para quienes se preguntan, qué ocurre cuando una ballena muere en el mar, pues nada, las ballenas por su gran tamaño de hunden hasta llegar al fondo del mar donde pasan a ser comida de otras comunidades de peces que pueden demorar hasta 30 años en devorarla.