Un archivador y una auxiliar de calidad entre los vacunados en la Clínica Cardio Infantil

Ante el rechazo nacional y departamental que ha provocado la denuncia, hecha inicialmente por el periodista Diego Santos, y que develaría como algunas personas se habrían vacunado contra el Covid-19 en la Clínica Cardio Infantil, sin ser médicos y sin estar en la primera línea, el representante legal del centro médico, Adalberto Morales, se pronunció y aclaró que vacunaron a quienes aparecían en la lista de priorizados enviada por el Ministerio de Salud.

Reconoció que en la lista de priorizados había personas que no merecían estar, ya que no forman parte de la primera línea de atención contra el Covid; se trata de un archivador y de un auxiliar de calidad.

Morales aclaró que la clínica envió la lista del personal que labora en el centro médico, especificando cargos y aclarando quiénes eran de primera línea y quienes no, pero la sorpresa fue que desde Bogotá incluyeron a personas ajenas a las Ucis, dejando a médicos de urgencia por fuera de la primera etapa de vacunación. “Quiero aclarar que estas personas no son mis familiares como se dice”.

“Desde el primer momento que noté la falla envié una carta al Ministerio, pero no pude evitar la vacunación porque la E.S.E Vidasinú pidió la lista para vacunar y como ellos estaban allí los vacunaron”, explicó el representante legal de la clínica.

Acotó que a la Clínica Cardio Infantil sólo les asignaron 18 vacunas, quedando sin vacunar médicos de primera línea, médicos de urgencias y enfermeras.

 

Participa en los comentarios