Por problemas de salud, aplazan testimonios de Piedad Córdoba en caso de Álvaro Gómez

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) esperaba que la exsenadora se presentara este lunes, pero ella solicitó que la diligencia se hiciera virtual.

La JEP había fijado la cita de Piedad Córdoba para el 22 de febrero a las 8:00 de la mañana, en la sede del tribunal de paz, en Bogotá. Pero, ella —que se encuentra en Medellín— comunicó que no podía viajar por quebrantos de salud.

Así lo dio a conocer la JEP a través de un auto, en el que cita el mensaje que la excongresista envió:

“Por motivos de salud y por una convalecencia muy larga, por prescripción médica me es imposible desplazarme para realizar la diligencia pendiente presencialmente. Por esta razón, le solicitaría muy comedidamente la audiencia se me acepte realizarla de manera virtual, el día y fecha designada por ustedes”.

El tribunal especial negó la petición de Córdoba, que fue la primera en decir que las Farc estaban involucradas en el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado, y en cambió ordenó aplazar para otra fecha, que aún no decide.

Además, por “la necesidad de realizarla de manera presencial, para recibir las posibles pruebas que pueda aportar la testigo”, la JEP ordenó que la magistrada encargada del trámite viaje hasta Medellín, para evitar el desplazamiento de la exparlamentaria y que se comprometa su salud.

Por el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado, el senador de los Comunes Julián Gallo, conocido como Carlos Antonio Lozada, ya declaró ante la JEP; ahí dio los nombres de las personas que ejecutaron el magnicidio.

De igual manera, Rodrigo Londoño, llamado también ‘Timochenko’, entregó su versión de por qué mataron al líder político conservador.

Precisamente para corroborar lo que dijo Londoño, ahora director del partido Comunes, la JEP ordenó revisar si en dispositivos de la Operación Fénix hay mensajes entre 1995 y 1998, relacionados con el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado.

Pulzo