Enfermera vacunada en Casa del Niño: “Aunque la vacuna llegó no podemos bajar la guardia”

Contar las historias ocurridas durante de la pandemia será una gran tarea. Muchas de ellas duras, otras tristes, pero todas importantes y únicas.

Con la vacunación se abre una luz de esperanza que pondrá fin a la incertidumbre e incluso de miedo que genera la enfermedad.

En Córdoba son muchas las historias que se contarán, una de ellas la de Marta Rossi, enfermera Jefe de la Clínica Materno Infantil Casa del Niño, con 57 años de vida y más de 30 años de experiencia, quien ha tenido de que ver morir a muchos pacientes a causa del Covid-19. “No debemos bajar la guardia, tenemos que cuidar a nuestras familias, debemos seguir con el autocuidado y el uso de la mascarilla”, expresó.

Ella mismo debió lidiar con el sentimiento de perder a un amigo a causa de la enfermedad: “Aquí en Casa del Niño hemos atendido a muchos pacientes con Covid, sobre todo a  embarazadas y hemos tenido momentos difíciles con pacientes y familiares”, dijo desde el cubículo donde descansaba luego de colocarse la vacuna.