Murió madre de recién nacido que fue hallado muerto dentro de una bolsa plástica

En las últimas horas falleció Erika Gisell Parada Moyano, madre del niño recién nacido que había sido encontrado por las autoridades, muerto dentro de una bolsa plástica en una residencia del centro poblado de Canaguaro, en Granada-Meta.

La mujer  negaba haber estado embarazada, pero los exámenes médicos determinaron que tuvo un embarazo a término de tiempo completo con parto espontaneo pero casero el pasado 10 de febrero y al no tener atención médica su cuerpo se desangraba, por lo que tuvo que ser internada en Unidad de Cuidados Intensivos y en horas de la noche de del 14 de febrero falleció.

Parada Moyano era la sospechosa de haber asesinado a su bebé recién nacido de 10 puñaladas en el tórax y abdomen. Luego lo habría envuelto en sábanas dentro de una bolsa negra para botarlo. Las autoridades investigan para esclarecer los hechos.