En menos de 48 horas se consiguieron los materiales para recionstruir la casa de los Galeano Pernett

Nuevamente los cereteanos demuestran  la empatía y solidaridad que los caracteriza. En esta oportunidad la comunidad en general se unió al clamor de los medios de comunicación del municipio, que unidos promovieron la reconstrucción de la vivienda de los Galeano Pernett en menos de 48 horas.

Como se recordará un incendio arrasó con la vivienda el pasado 12 de febrero, dejando a un fallecido.

La noticia recorrió el municipio como pólvora y enseguida toda la comunidad se acercó, con pesar y dolor , ya que ha sido la casa de los Galeano Pernett la más emblemática de la localidad, debido a los campeonatos del futbol que por años se han realizado en la cancha Santa Teresa.

La casa siempre ha estado de puertas abiertas hacía la comunidad, por allí han desfilado, en pantaloneta y suéter deportivo, los equipos de fútbol infantil y hasta mayores.

Nunca se les negó el agua; en un solo vaso de peltre  todos podían saciar su sed y se sentían como parte de la misma familia.

Es por eso, que la comunidad no dudó ni por un minuto unirse a la campaña que realizaron los medios cereteanos por redes sociales, quienes promovieron la reconstrucción de la vivienda y la donación masiva de materiales de construcción y artículos para la vivienda.

A la campaña se unió la administración Municipal y representantes del deporte, políticos, congresistas, negocios y hasta una empresa nacional  donó el 50% de los bloques que se necesitaban.

Un remolino humano de pueblo se volcó y sólo se veían bloques, cemento, madera, camas y una sensación que parecía olvidada de pueblo. La amistad invadió la calle frente a la vivienda, donde un bazar de comidas donadas, congregaba a los buenos corazones que llevaban como souvenir un delicioso bocado.

Al final del domingo 14 en un solo abrazo, los medios de comunicación de redes de Cereté, unidos, le entregaron en menos de 48 horas desde el plano arquitectónico que incluye planos de cimientos, eléctricos y hasta el techo, sin obviar detalle, incluso hasta la mano de obra calificada donada.

Los Galeano Pernett hoy han convertido  sus lágrimas en esperanza y se preparan para reedificar una moderna casa que seguirá recibiendo a propios y a extraños, congregados todos alrededor de los campeonatos de futbol en el barrio Santa Teresa.