Piénselo dos veces cuando se queje del hisopado nasal: China le apuesta a las pruebas anales

China empezó a utilizar las pruebas anales pues, según un médico de ese país, aumentan la tasa de detección entre las personas infectadas. La estrategia es acompañada de muestras tomadas en garganta y nariz.

“El método de hisopos anales puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas, pues los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio”.

Con esas palabras, Li Tongzeng, médico del hospital de Youan de Beijing (China), anunció el nuevo método que están empezando a usar en ese país para detectar el COVID-19: utilizar muestras anales.

El anuncio lo hizo Li Tongzeng en CCTV, emisora estatal china. Allí explicó que se trata de una estrategia que se puso en marcha la semana pasada luego de que se presentaran varios brotes de la enfermedad y que han llevado a las autoridades a tomar, nuevamente, medidas drásticas.

En Beijing, por ejemplo, las personas que se encuentren en áreas de riesgo medio o alto no podrán ingresar a la ciudad a partir del próximo jueves. Las autoridades también han empezado a imponer restricciones a viajeros.

Li Tongzeng explicó que las muestras anales es un método que aumentar la tasa de detección entre las personas infectadas y que están reservadas para casos de alto riesgo. La prueba consiste en insertar el hisopo una o dos pulgadas en el recto y sería útil para detectar casos leves o asintomáticos.

Sin embargo, aclaró que no se estaban usando de manera masiva, pues era una técnica “poco conveniente”. El propósito era usar ese tipo de pruebas junto con las que utilizan hisopos en garganta y nariz y que se llevan a cabo en grupos poblacionales grandes.

Participa en los comentarios