Wuhan de rumba mientras el mundo se derrumba por el Coronavirus

Mientras gran parte del planeta impone toques de queda, confinamientos y distancia social, la vida nocturna está en su apogeo en la ciudad donde inició la pandemia . El hecho es aprovechado por la propaganda china para hacer alarde de superioridad frente a Occidente.

Los DJ están sobreexcitados, la música es atronadora y los jóvenes se preparan a vivir una noche en blanco de fiesta. Esta discoteca de Wuhan, ciudad china considerada la cuna de la pandemia del COVID-19, simboliza ahora la libertad recuperada mientras el resto del mundo se encierra y se confina.

Un año después de ser puesta en cuarentena el 23 de enero de 2020, esta metrópolis de 11 millones de habitantes, donde surgieron los primeros casos de COVID-19, ha dejado de ser la fantasmal ciudad que asombró entonces al resto del mundo.

Y mientras gran parte del planeta impone toques de queda, confinamientos y distancia social, en Wuhan la vida nocturna está en su apogeo.

Para entrar al “Super Monkey” (Super Mono), inmensa discoteca del centro de la ciudad, no es necesario estar en una lista VIP ni hay exigencias indumentarias. Pero la mascarilla es obligatoria y los vigilantes de la entrada controlan la temperatura de los clientes: por encima de 37,3 grados, no son admitidos.

Meses de encierro

En el interior reina un ambiente ensordecedor, con rayos láser y fumígenos, mientras los jóvenes –en su mayoría de unos 20 años– sueltan toda su energía en la pista de baile.

Otros son meros espectadores, felices de reunirse en torno a una copa, tras la sombría cuarentena de hace un año, cuando apareció lo que entonces era un misterioso virus.

“He estado encerrado dos o tres meses. El país ha hecho frente muy bien a la epidemia, ahora puedo salir con absoluta tranquilidad”, afirma un cliente, de unos 30 años y que dice llamarse Xu.

BluRadio

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba