Campesinos del Alto Sinú mantienen altas expectativas ante mesas de trabajo con Urrá

Muchas expectativas ha generado entre la población indígena y campesina, la primera mesa de trabajo que se efectuó este martes en Bogotá entre la Hidroeléctrica Urrá, Gobierno nacional, departamental y local.

Los campesinos, en especial, celebran que por primera vez se les haya tomado en cuenta y se haya escuchado sus necesidades, que no son más, que lograr que la empresa cumpla con sus obligaciones; que discurren por la construcción de una vía que conecte el corregimiento de Crucito con Tierralta, así como otras indemnizaciones.

El representante de la comunidad campesina en la mesa, Rufino Gonzalezz, recordó que la vía que hoy reclaman existía antes de la llegada de Urrá y eso quedó claro en la primera reunión con el gobierno.

“Este encuentro fue muy satisfactorio y estamos convencidos de que saldrá una solución a la problemática que ha surgido con la hidroeléctrica y que tenemos muchos años denunciando, pero nunca nos habían escuchado”, precisó.

Recordó que el plantón en la entrada de las instalaciones de Urrá en Tierralta se mantiene y se mantendrán hasta que se vean acciones concretas. Aclaró que el libre tránsito está garantizado, lo que no se permite es la entrada de trabajadores a la empresa.

Participa en los comentarios