Alcalde mexicano terminó atado a un árbol por “mal funcionario”

Los habitantes del municipio Frontera Comalapa, estado de Chiapas, en México,  fue “castigado” por los pobladores debido a su mala ejecución en una obra pública.

Los electores decidieron tomar la justicia por mano propia, y mostrar su inconformidad con el alcalde Óscar Ramírez, luego que les entregara un tanque de agua de mala calidad.

Según Infobea América, el acto de los vecinos del municipio fue desatado porque meses atrás protestaron ante el alcalde su necesidad de agua potable y la creación de un tanque para que pudieran surtirse del líquido. Ante las constantes protestas, Ramírez se comprometió con la comunidad a realizar la obra y entregarla.

Efectivamente, el mandatario construyó la obra pero con materiales de mala calidad e incorrectos, desatando la ira del pueblo, que para castigar al hombre decidieron atarlo a un árbol por unas horas y sin ningún tipo de violencia.

 

Participa en los comentarios