Muerte súbita de auxiliar de cirugía que recibió vacuna de Pfizer, está en investigación

Según con lo informado por el diario Jornal de Noticias, Azevedo recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech el 30 de diciembre y falleció el primero de enero mientras dormía. No obstante las autoridades de Portugal abrieron una investigación por la repentina muerte de Sónia Azevedo, quien recibió la vacuna contra el coronavirus de Pfizer.

De este modo, el Instituto Portugués de Oncología (IPO) de Oporto comunicó que la muerte de la auxiliar en cirugía pediátrica ocurrió de manera “súbita” y que “no se notificó ningún efecto indeseable ni en el momento de la vacunación, ni en los días posteriores”, cita el mismo medio.

IPO agregó que las causas del fallecimiento de Azevedo, que tenía 41 años y trabajaba en ese instituto, se desconocen y solo se esclarecerán cuando tengan los resultados de la autopsia, detalla el rotativo portugués.

Asi las cosas, la familia de la sanitaria exige que haya una exhaustiva investigación, pues no entienden por qué murió si estaba con muy buena salud, publica por su parte Correio da Manhã.

“Quiero respuestas”, expresó el padre de Sónia a ese diario y relató que su hija no tomaba alcohol ni comía algo en especial o #fuera de lo común”.

Vânia Figueiredo, hija de la fallecida, dijo al periódico portugués que todo ocurrió muy rápido y que no saben cómo explicarlo. Agregó que no notó ningún cambio en su madre y que Sónia solo les contó que le dolía el lugar de la inyección, algo normal.

Sónia Azevedo estaba orgullosa de ser una de las primeras personas en el mundo que fue vacunada contra el coronavirus, que a la fecha deja casi 86 millones de contagiados en todo el mundo y cerca de 1,9 millones de muertos.

Prueba de ello es que la sanitaria cambió su foto de perfil en Facebook y agregó la frase “vacunada contra COVID-19”, en una foto en la que posa con una tapabocas.

Pulzo