Una mujer untó pegamento en sus genitales para simular abuso del novio, y ahora pagará con cárcel

El Juzgado logró probar que la mujer compró los elementos que utilizó para fingir un secuestro y el posterior abuso sexual, y todo resultó ser mentira.

Sin embargo, el caso lo confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en España, y dijo que la mujer tendrá que cumplir una condena de 10 años de prisión luego de que “simuló ser maltratada por su expareja”, se lee en un comunicado.

El supuesto abuso se remonta a 2016, y la sala civil y penal de ese tribunal considera que la mujer “planeó la utilización de los agentes (de policía) y del juez como instrumentos para conseguir la detención y el ingreso en prisión de su exnovio”, al que culpó de haberla secuestrado y agredido sexualmente.

Asi mismo, la investigación también involucra a un hombre acusado de haberle ayudado a la impostora a cumplir su cometido.

“La condenada convenció a un amigo para engañar a las autoridades judiciales y policiales, mediante la simulación de varios delitos de malos tratos y la denuncia a su exnovio como autor de los mismos, y así conseguir que éste fuera detenido y encarcelado”, afirma el tribunal.

De acuerdo con la denuncia que presentó la mujer, a la que el diario El Mundo identifica como Vanesa Gesto García (de 36 años), “la mentirosa del pegamento”, supuestamente dos “cómplices” de su novio la habían secuestrado en la puerta de su casa en Fabero, el 17 de octubre de 2016 sobre las 11 de la noche, que la obligaron a ingresar a un vehículo y que se la llevaron hasta el municipio de Bembibre.

No obstante, el diario español citó la versión textual que dio Vanesa Gesto García ante las autoridades para culpar a su novio, Iván Rico (35 años), y dijo que la mujer inventó todo esto porque el hombre no quería continuar con la relación amorosa.

“Me raptaron. Me llevaron a la bodega de mi exnovio. Allí, él me desnudó. Sentí algo caliente abajo. Pensé que era semen. Después me di cuenta de que escocía. Me había echado pegamento en la vagina. Luego me dejaron abandonada. Busqué ayuda”.

Pero toda esta “farsa se derrumbó”, de acuerdo con el diario, cuando los investigadores revisaron las cámaras de seguridad y encontraron que Gesto García había estado en un mercado chino el mismo día en la mañana, y que allí compró “lo necesario para su propio secuestro: medias negras (para taparse los ojos), cinta adhesiva (para inmovilizarse), cuchillas (para lesionarse a sí misma). Y el pegamento. No había coartada posible. Obtuvieron hasta el ‘ticket’ de la compra”.

También otra cámara ubicada cerca de la casa de la familia Rico mostró que el único carro que cruzó por allí fue “un camión de basura”, y el medio también reportó que en las imágenes nunca se vio al hombre señalado. Al final, Vanesa reconoció que todo fue un montaje.

El video, muestra cuando agentes de la Guardia Civil trasladan a la mujer y al cómplice, al que la justicia le dio siete meses de multa.

Pulzo

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba