El técnico Queiroz asume la responsabilidad tras estrepitosa derrota de Colombia ante Uruguay

El portugués Carlos Queiroz, técnico de la Selección Colombia, le quitó la responsabilidad de los groseros errores a sus jugadores, los cuales propiciaron una tremenda derrota por 3-0 ante Uruguay este viernes, de local, en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Queiroz vio perder un invicto histórico de Colombia en cuatro partidos jugados hasta la fecha. Esta vez, con una dura goleada en contra, la cual achacó al gol tempranero en un error compartido entre Yerri Mina y Jefferson Lerma.

“Para Colombia o cualquier equipo, cuando sufrimos un gol temprano, siempre es más difícil porque hay que recuperar el partido y el ánimo. En el primer tiempo construimos algunas oportunidades y merecíamos llegar al mediotiempo con el empate. La realidad desde el juego es muy clara cuando se habla de un resultado como este, hay que seguir adelante. Los muchachos intentaron hacer lo mejor, tomaron riesgos y no pudo ser posible. Tomo la responsabilidad, solamente yo, por este partido”, analizó.

James Rodríguez, señaló al final del juego, la responsabilidad de él y sus compañeros en los errores que llevaron a la derrota. Queiroz aseguró que entiende las palabras, pero que en los partidos cuando se sufren derrotas, él único responsable siempre será el entrenador.

“Es propio de un campeón hablar así. Pero eso no es verdad, cuando ganamos todos y cuando tenemos un mal resultado malo, eso es de todo el equipo. Yo no estoy de acuerdo con James, cuando se pierde, el único responsable es el entrenador. Entiendo a los jugadores pero no es así. Quiero que mis jugadores estén tranquilos porque en cuatro días hay un juego muy importante”, añadió.

Igualmente, aseguró que hizo todo lo posible dentro del juego para cambiar la tendencia, mandando a la cancha a todo lo ofensivo que podía explotar a su favor. Sin embargo, nada le dio resultado. Ahora tendrá que sacar la cara en Quito.

“El partido tiene una historia, que empezó para Uruguay. Le salieron las cosas bien al principio. Al momento que marcó su primer gol al principio del partido, eso te da confianza. La solución estaba en nuestras manos y nuestra obligación era cambiar las cosas. Al final la historia son tres goles en contra, en los momentos que estábamos controlando mejor el balón y llegando a la portería de Uruguay. Con un poquito de suerte, hubiéramos marcado un gol y la historia hubiera sido diferente. Ahora hay que estar preparanos y sacar puntos en Ecuador”, afirmó.

Dijo que la cancha del Metropolitano, debido al calor, no es el mejor sitio para empezar perdiendo. Pero que sobre todo eso, quedó muy conforme con la forma en que lucharon los suyos.

“Acá en Barranquilla no es el mejor campo para correr detrás del balón con un mal resultado. Tengo que felicitar a los jugadores, porque a pesar de eso corrieron y buscaron armar las opciones de anotar”, cerró.

Zona Cero