Fiestas e indisciplina protagonizaron el puente festivo en Colombia

Las autoridades impusieron millonarias sanciones en Cali, Barranquilla y Medellín a quienes incumplieron las normas durante este puente festivo en el país.

Colombia vivió uno de los fines de semana con más indisciplina en medio de la pandemia. El puente festivo se desarrolló entre fiestas, desórdenes e incumplimiento de las normas de bioseguridad.

Cali

El covid-19 estuvo otra vez de fiesta en Cali. Según las autoridades, fueron ocho celebraciones, cada una con más de un centenar de asistentes.

Las más grande reunió a casi 800 invitados en las calles del barrio San Marino, al parecer, el organizador del evento es reincidente, y cada fin de semana intenta burlar a las autoridades, motivo por el que será sancionado.

“Estamos hablando de sanciones que van hacia los $240 millones aproximadamente, porque las sanciones son de acuerdo al número de personas que hay en la actividad”, detalló el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Rojas.

Otra fiesta reunió en una casa de tres pisos al menos a 200 menores en el barrio Villas de Veracruz, una zona residencial de Cali. La propietaria de la vivienda recibirá una multa cercana a los $90 millones.

“Una fiesta con más de 250 personas, en su mayoría menores de 18 años, organizada por una persona que fue a la que se le hizo comparendo, tendrá que presentarse ante un inspector de Policía para que explique por qué organizó esa actividad”, manifestó Rojas.

Durante el fin de semana 36 establecimientos comerciales fueron sellados por no cumplir con los controles de bioseguridad.

Barranquilla

En varios sectores, en especial del suroccidente de Barranquilla la música sonó durante todo el puente festivo. Las autoridades reportaron que 429 fiestas fueron apagadas, 51 establecimientos cerrados y fueron impuestos 350 comparendos.

“Tuvimos un comportamiento complejo en lugares como El Bosque, en Ciudadela 20 de Julio, en Simón Bolívar, asimismo en San José”, dijo el comandante operativo de la Policía de Barranquilla, Oleskanio Flórez.

La falta del tapabocas era recurrente en las parrandas intervenidas. 30 caravanas se desplegaron durante el pasado puente festivo en Barranquilla y su área metropolitana.

“Muchos ciudadanos creen aún que hacer fiestas en su casa con muchas personas congregadas no les van a afectar en el tema covid. Es muy importante recordarle a la ciudadanía que las medidas sanitarias están tomadas y que se hacen con la intensión de evitar muertes y enfermedad en la ciudad de Barranquilla y sus alrededores”, agregó Flórez.

Las autoridades aseguraron que los operativos para evitar la aglomeración de personas por fiestas o eventos continuarán, en especial en el sur y sur occidente de la ciudad.

Medellín

El personal de la línea 123 en Medellín tuvo bastante trabajo el fin de semana. Los teléfonos no pararon de repicar, las quejas por fiestas ruidosas y en algunos casos masivas, obligaron a las autoridades a imponer 1.250 comparendos en la capital antioqueña y su área metropolitana.

“Superamos las 8.100 llamadas donde los ciudadanos manifestaban la perturbación”, señaló el general Eliecer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

También hubo quejas ciudadanas en la zona turística del occidente del departamento. En san jerónimo, una llamativa fiesta, sin ningún control sanitario y con cerca de 100 participantes, tuvo que ser interrumpida por la Policía.

“Con orquesta, equipo de sonido, luces multicolores, adicionalmente, con un consumo cercano a los 6 millones de pesos en licor, también tenían juegos pirotécnicos”, detalló el coronel Jorge Cabra, comandante de la Policía de Antioquia.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, se declaró preocupado de cara a la temporada de navidad y fin de año.

“Hay muchas personas que todavía no han entendido la gravedad de la situación que estamos enfrentando y si no lo hacemos bien, pues vamos a tener un diciembre enredado”, declaró el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle.

Con la activación de nuevas camas UCI y otras medidas adoptadas en medio de la alerta roja, el porcentaje de ocupación hospitalaria en el departamento bajó. Actualmente está en el 78 %, sin embargo, las autoridades están en alerta por la desobediencia de la ciudadanía.

NoticiasRCN.com

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Glo Carts

Comments are closed.