Pasajeras de avión denuncian examen ginecológico forzado tras hallazgo de recién nacido abandonado

Dicen que las bajaron de los aviones para realizarles pruebas y determinar si alguna era la mamá del bebé, encontrado en un baño del aeropuerto.

Pasajeras fueron sometidas a exámenes ginecológicos forzados tras el hallazgo de un recién nacido prematuro abandonado en los baños del aeropuerto internacional de Doha, la capital de Catar, un incidente “sumamente perturbador” para Australia .

Los hechos, de los que informó la televisión australiana Seven News, ocurrieron el 2 de octubre y fueron dados a conocer por pasajeros australianos.

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, expresó enérgicamente la desaprobación de su país: “Hemos expresado nuestras preocupaciones muy claramente a las autoridades de Catar”. Agregó que la policía federal australiana se había hecho cargo del asunto.

Según la ministra australiana, un informe de las autoridades de Catar sobre este incidente es “inminente”.

El aeropuerto se ha limitado a decir que se pidió a las mujeres que “participaran” en las iniciativas para localizar a la madre del bebé, que está vivo, según un comunicado.

Un determinado número de mujeres, principalmente australianas, tuvieron que desembarcar de varios aviones y fueron trasladadas a ambulancias donde se les hicieron pruebas para saber si habían dado a luz recientemente.

En Catar rige la ley islámica, que castiga duramente a las mujeres que quedan embarazadas fuera del matrimonio.

“Obligaban a las mujeres a someterse a exámenes corporales, principalmente a la prueba de Papanicolaou por la fuerza (un frotis)”, declaró una fuente en Doha que fue informada de una investigación interna sobre el incidente.

Obligadas a desembarcar

El aeropuerto internacional de Doha afirmó que “el personal médico expresó su preocupación a las autoridades del aeropuerto sobre la salud y el bienestar de una madre que acababa de dar a luz y pidió que la localizaran antes de que partiera”.

“Se ha invitado a participar en la búsqueda a las personas que tuvieron acceso al sector del aeropuerto donde se encontró al recién nacido”, añadieron las autoridades aeroportuarias sin precisar qué se pidió concretamente a las mujeres y cuántas fueron solicitadas.

Debido al incidente, uno de los vuelos, el QR908 de Qatar Airways con destino a Sídney, llegó cuatro horas tarde, según el sitio de vigilancia Flight Radar 24.

Mujeres de otros países y vuelos fueron sometidas a pruebas similares. El incidente está siendo investigado en Catar, según Seven News.

El aeropuerto de Doha pidió el domingo a la madre del bebé que se presentara, dando a entender que las pruebas han sido en vano.

“El recién nacido sigue sin haber sido identificado, pero se encuentra bien de salud y en manos de personal médico y social”, informó el aeropuerto, que pide a cualquiera que tenga información sobre la madre que la provea.

Payne reconoció que unos pasajeros informaron de los hechos a funcionarios australianos “en el momento del vuelo” a Sídney, que se retrasó.

“En estado de shock”

Un abogado australiano de Sídney, Wolfgang Babeck, que era pasajero en uno de los vuelos afectados, contó que las mujeres sometidas a los exámenes habían regresado al avión “en estado de shock”, después de haber tenido que desnudarse parcialmente para ser examinadas por una doctora.

“Todas estaban consternadas, algunas enfadadas, una lloraba y nadie podía creerse lo que acababa de pasar”, dijo Babeck, quien estima que el incidente podría constituir “una violación del derecho internacional”.

La compañía Qatar Airways ha declinado comentar lo ocurrido.

 

Noticias Caracol

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba