Mujer que asesinó a su marido de 10 puñaladas mientras dormía fue enviada a la cárcel

Greissy del Carmen Hernández Hernández. Foto: Zonacero.

Inicialmente había entregado una versión que no coincidía con la dada por los vecinos y los investigadores. El hecho ocurrió en julio pasado en el barrio La Pradera de Barranquilla.

El Grupo Vida del CTI de la Fiscalía, en conjunto con la Policía del cuadrante, capturaron a Greissy del Carmen Hernández Hernández, quien tenía una orden de captura emanada por el Juzgado Tercero Penal Municipal con función de garantías luego que la Fiscalía 11 Especializada solicitara la detención.

La mujer está involucrada en el crimen de su esposo John Acosta Castillo, asesinado a puñal al interior de su apartamento, en la calle 117 número 26-67, barrio La Pradera de Barranquilla, en hechos ocurridos a la 1 de la madrugada aproximadamente del 8 de julio del 2020.

Tras una labor investigativa, las autoridades determinaron que la mujer es la autora material del homicidio.

El día del crimen la mujer entregó una declaración precisando que un hombre había ingresado a la casa y que fue él que apuñaló a la víctima. Sin embargo, el reporte preliminar de la Policía en su momento señaló que la versión que ella entregaba no coincidía con la que daban los vecinos.

La imputada cuenta con 29 años de edad y es auxiliar de enfermería, mientras que John Acosta era contador público y acordeonero.

El material recopilado por la Fiscalía precisa que la mujer el día de los hechos pidió auxilio a vecinos y a una patrulla de la Policía que estaba acerca para llevar a su marido al Camino El Pueblo. Ese día aseguró que a la puerta de su casa tocó un hombre diciendo que era un sobrino y quería hablar con John, a quien supuestamente levantó para que se quedara en la puerta hablando con su supuesto familiar.

La mujer aseguró en su primera versión que se acostó y cuando se levantó al rato halló a su marido en medio de un charco de sangre. Sin embargo, cuando los investigadores del CTI inspeccionaron el lugar se percataron que lo que había contado la mujer no coincidía con lo hallado en el inmueble.

Según el material probatorio de la Fiscalía, horas después del crimen, tras verse descubierta, la mujer aceptó haberle propinado una puñalada porque según ella “la trataba mal a ella y a sus hijos”. Sin embargo, tras una investigación a fondo y entrevistas a amigos, vecinos, familiares y exesposa del occiso coincidieron que las agresiones no eran ciertas porque era una persona noble y que nunca había agredido a nadie, menos a ella y a su hijos.

La necropsia confirmó que el hombre recibió 10 puñaladas y no una.

El crimen, según la Fiscalía, estaría relacionado porque la mujer tendría una relación clandestina, al parecer, con un buen amigo del hoy occiso.

Esta tarde el Fiscal 11 Especializado, Rodrigo Restrepo, le imputó el delito de homicidio agravado, porque lo mató estando indefenso, dormido, a la mujer y esta terminó aceptando los mismos.

“Acepto de manera voluntaria y quisiera pedir disculpas a la familia de la víctima. Me dejé llevar por el dolor y cabe recalcar que él le pegaba a mis hijos y abusaba de la última nena”, dijo la mujer en la audiencia.

No obstante, frente a ese señalamiento el abogado representante de víctimas pidió respeto al tratar de enlodar el buen nombre de la víctima.

“Con respecto a la aceptación de cargos de la imputada no tengo impedimento alguno, pero sí hago constancia que por favor que respete la imputada que el dolor que ha causado y que no trate de enlodar el comportamiento del señor John diciendo que es un abusador, que por favor respete”, dijo.

El abogado también precisó que ha realizado labores investigativas donde, al parecer, en el hecho podría estar involucrada la actual pareja de la mujer en el crimen porque habría sido visto momentos antes en el lugar, pero los vecinos testigos tienen miedo de declarar eso.

La mujer fue cobijada con medida de aseguramiento en la Cárcel El Buen Pastor de Barranquilla.

ZonaCero

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba