Asesinan brutalmente a enfermera colombiana en Ecuador, la hallaron desnuda y sin ojos

Se trata de Katherine Paola Jiménez Parra, de 30 años, que inicialmente había sido reportada como desaparecida; familiares y autoridades sospechan de su esposo.

De la mujer, oriunda de Barranquilla, pero que vivía en Guayaquil (Ecuador) con el ecuatoriano Tyron García Espín, de quien se estaba separando, se perdió el rastro el viernes pasado por la noche, pero su cuerpo fue hallado dos días después, como reportó El Universo.

Un transeúnte la vio tirada en una zanja de un terreno baldío de la ciudadela El Dorado, en el kilómetro 5 de la vía Durán-Tambo, cerca de la feria ganadera, puntualizó ese medio y, citando declaraciones del esposo, agregó que estaba desnuda, en avanzado estado de descomposición, con el cuerpo “golpeado, desfigurado, sin un ojo y las manos quemadas”.

El día que fue reportada como desaparecida, lo último que le escribió la mujer por WhatsApp a García Espín fue: “Cuando llegue a casa conversamos”, según el diario Extra, que también recoge unas declaraciones del hombre sobre las últimas horas con su esposa.

“El día anterior habíamos tenido un problema. Pero ya estaba todo solucionado. Cuando salí le di un beso en la frente, la abracé, le dije que a amaba y me fui a trabajar”, dijo García Espín, de acuerdo con este medio. “A las 17:23 le escribí para preguntarle dónde estaba, me contestó que apenas saliera de trabajo iba a la casa”.

Al ver que su esposa no llegaba, denunció esa misma noche su desaparición, agrega Extra. Con ella vivía desde hace seis años. La había conocido por internet, y después personalmente en un viaje de vacaciones que hizo a la capital del Atlántico. Ella ya tenía un niño con una pareja anterior, y tuvo una niña con García Espín.

Pero, a juzgar por una nota de voz que le envió la enfermera colombiana a una amiga, que dijo que ella se estaba separando, y que fue revelado por Noticias Caracol, las cosas en la pareja no iban bien.

“No te he contado que estoy buscando alquilar un apartamento porque, de verdad, no soporto verlo. No lo soporto. Lo detesto. Y eso me ha tenido mal. Entonces, yo creo que, si cambio de ambiente, puede ser que me sienta mejor”, se oye en el menaje de Jiménez Parra, aunque luce tranquila.

El proceso de separación de la pareja también fue confirmado por los familiares de la enfermera en Barranquilla, que sospechan del ecuatoriano. “Sospechamos del conviviente, porque supimos que ya no vivían juntos últimamente y que tuvieron bastantes problemas. De él no sabemos mucho, porque nunca lo conocimos en persona”, dijo Michael Jiménez, hermano de la víctima, en el informativo de televisión.

Según ese medio, que asegura que a García Espín las autoridades ecuatorianas lo investigan porque no descartan que la muerte de Jiménez Parra sea un feminicidio, los familiares de la mujer le piden al Gobierno Nacional que les ayude a repatriar el cuerpo, lo mismo que al niño que ella había tenido con otra pareja en Colombia.

Pulzo

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba