Comercios siguen cerrando sus puertas en Montería

Cuando se declaró el Estado de Emergencia a finales de marzo, los comerciantes no imaginaron que los efectos serían duraderos y que muchos tendrían que cerrar sus puertas.

El ramo más afectado es el de comida y bebidas; restaurantes, bares, discotecas y comercios relacionados han tenido que liquidar sus negocios, despedir a su personal y entregar los locales, porque aun cuando ellos no están produciendo nada, deben pagar arriendo y servicios.

Esta realidad puede verse con mayor claridad en la calle 41 de Montería, donde cada día aparece un nuevo cartel de “Se Arrienda”.

Recientemente le tocó el turno a restaurante Doritos, que no aguantó seguir pagando millón 200 mil en arriendo y 800 mil en servicios, sin estar produciendo nada.

El pasado mes de abril, cuando aún no se extendía la paralización económica a causa del Coronavirus; 90 comercios, agrupados dentro de la Asociación de Comerciantes de Montería, ya se declaraban en quiebra colectiva.

Los 90 comercios representaban el 20% del total de los comercios de Montería.

Casi todos los comercios alertaban de un cierre masivo de negocios,  ya que las medidas implementadas por el Gobierno Nacional los pusieron en  aprietos y los bancos no les daban créditos por considerarlos como “negocios de alto riesgo”.

El cierre y eventual quiebra de estos negocios deja a muchas familias sin el sustento diario, que incrementa la tasa de desempleo en la capital cordobesa, que según el DANE se ubica en 20,7%.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba