Se disparó en la cabeza luego de dispararle a su hermanastra

Jeremy Álvarez Rimoles de 18 años se trasladó desde el municipio Arjona (Bolívar) hasta el corregimiento de San Antonio (Sucre), para tratar de recuperar a quien él consideraba el amor de su vida, una adolescente de 17 años.

Según testigos, Álvarez Rimoles se apareció en la casa de la joven llamándola a gritos para que ella saliera, finalmente ella se acercó a su encuentro y le recalcó que “no quería nada con él”

Fue entonces cuando el hombre, le gritó “si no eres mía no serás de nadie”, sacando un arma con la cual le disparó en dos oportunidades.

Creyéndola muerta, Álvarez Rimoles se suicidó, pegándose un tiro en la cabeza.

Familiares aseguraron que entre la pareja nunca hubo una relación, que la adolescente fue con dos hermanos a mediados de enero hasta Bogotá para visitar a su madre y allá conoció a Jeremy, quien le declaró su amor.

Ante la insistencia de Álvarez para que iniciaran una relación, la víctima decidió en mayo abandonar la casa de su madre y regresar al corregimiento de San Antonio, a casa de sus abuelos.

Al lado del cadáver quedó un revólver marca Llama, de color niquelado, con empuñadura ortopédica negra.

La joven fue atendida inicialmente en un centro de salud de San Antonio y luego remitida al hospital local de San Onofre, donde aún permanece.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba