Polémico sepelio en Pivijay causa preocupación en la comunidad

Para ingresar el féretro al camposanto tuvieron que saltarse una paredilla y no por la entrada principal, que estaba abierta.

Un grupo de hombres con trajes de bioseguridad llevaron en una camioneta un féretro hasta la parte posterior del cementerio municipal de Pivijay, Magdalena. La comunidad se percató de que estas personas ingresaron el cadáver al camposanto volándose una paredilla, lo que generó preocupación y temor, al creer que podría tratarse de un posible caso de COVID-19.

La divulgación de varios videos en redes sociales llamó la atención de muchos vecinos del barrio Ciudad Jardín de Pivijay. Las personas, con gritos y alaridos, les cuestionaban a los hombres con trajes de por qué no ingresaban al muerto por la entrada principal sin obtener respuesta alguna. Un par de miembros de la Policía del Magdalena custodiaban el procedimiento, sin embargo, tampoco entregar detalles de lo sucedido.

Los restos que sepultaron en la tarde de este domingo eran los de Diomedes de Jesús Bolívar Villa, un hombre de 32 años en condición de discapacidad y de bajo recursos económicos. Sus amigos más cercanos en el municipio de Zapayán lo llamaban ‘Coty’ y su familia exige una investigación y una disculpa pública, pues aseguran que su dignidad fue violentada por la forma en cómo lo sepultaron.

José Bolívar, un hermano de ‘Coty’, explicó que desde hace más de nueve años él padecía de distintos quebrantos de salud, incluido problemas respiratorios. En los últimos días tuvo complicaciones que lo hicieron trasladar desde Zapayán al hospital Santander Herrera de Pivijay, en donde hoy a las 8:00 a.m. se produjo su muerte.

“Estamos esperando los resultados, pero lo quieren hacer pasar como que murió por COVID-19”, dijo indignado José Bolívar.

“Por qué no lo metieron por la puerta principal, no nos han dicho de por qué lo hicieron por la parte de atrás”, cuestionó el familiar de Diomedes Bolívar.

Jésica Beltrán, cuñada del fallecido, explicó que en el barrio Brisas de Zapayán la comunidad está consternada, primero por el trato que le dieron y segundo porque no dejaron despedirlo de su familia.

Por normas de bioseguridad, los restos de las personas fallecidas por culpa del coronavirus deben ser cremadas y está prohibida su movilización de una ciudad a otra, aunque las causas de la muerte de Bolívar Villa no han sido esclarecidas por las autoridades.

A ‘Coty’ lo sepultaron en una de las bóvedas propiedad del municipio. Su familia desmintió la versión que circuló en redes en la que se aseguraba que lo habían llevado a Zapayán o Pedraza para sepultarlo y por eso tuvieron que devolverlo a Pivijay.

“La gente en Pivijay no dejaba que lo sepultaran. Si lo hubieran traído a Zapayán nos sentiríamos agradecidos, pero no fue así”, comentó Beltrán.

EL Diario HERALDO se comunicó vía telefónica con el alcalde de Pivijay, Rodolfo Pérez, para conocer los motivos de la polémica sepultura de esta persona, pero primero respondió que “estaba resolviendo problemas con la comunidad” y luego no atendió más llamadas.

La Policía del Magdalena dijo, a través de sus voceros, que ellos solo brindaban el acompañamiento para que no hubiera alteración de orden público, mientras que -hasta la hora publicación de esta noticia- el secretario de Salud Departamental, Jorge Bernal, no se ha pronunciado al respecto.

Ver Video

Vía ElHeraldo

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba