Habitantes del barrio la Esperanza en Cereté están “nadando” en aguas negras

Para los habitantes de la calle 11 del barrio la Esperanza en el municipio Cereté (Córdoba), el uso del tapaboca se volvió un artículo fundamental, no sólo para evadir el contagio por el Coronavirus, sino para soportar el hedor que emana de los manjoles desbordados que ya cuentan cuatro días.

Los residentes de la zona le exigen a la empresa Acuaria y a la Alcaldía, ejecutar acciones que frenen el río de aguas negras que recorren las calles del sector.
No se comprende, como se han desbordado las alcantarillas si hace apenas unos meses las calles fueron pavimentadas, dijeron los habitantes, quienes aseguran que la fetidez de las aguas han generado problemas de salud a niños, adultos y ancianos.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba