Confusión por sexto paciente fallecido por COVID19 en Córdoba: Segunda prueba había dado NEGATIVA

El sexto paciente, reportado como fallecido por Covid-19 en Córdoba, es una mujer de 74 años de edad, cuya familia reside en el casco urbano del municipio de Cereté.

La noticia la dio el gobernador de Córdoba Orlando Benitez Mora, a través de un trino en el que anunció que era una paciente afiliada a  la Nueva EPS e indicó que en las próximas horas la Secretaría de Salud dará más detalles.

Un caso que dio POSITIVO y después NEGATIVO

ChicaNoticias investigó sobre éste caso, y aunque obtuvimos la identidad de la paciente, no la publicamos por respeto a sus familiares.

La mujer, que tiene un antecedente clínico de Cancer Hepático, estuvo hospitalizada en la Cínica IMAT hasta el 11 de mayo del presente año.  Allí le realizaron un prueba para COVID19 que fue enviada al laboratorio de la Universidad de Córdoba y el 13 de mayo salió el resultado como POSITIVO.

La paciente fue remitida entonces a la Clínica Amigos de la Salud para el tratamiento de Coronavirus, al llegar y ante la sospecha de algunos médicos, de que la  mujer no tenía síntomas claros que permitieran afirmar que era una caso positivo de Covid19, solicitaron un segundo examen.

El pasado 16 de mayo la Clínica Amigo de la Salud recibió el resultado de la segunda prueba enviada a un laboratorio privado de la ciudad de Bogotá y el resultado fue NEGATIVO.

Sin embargo el caso continuo en duda y ante las dudas se decidido tomar una tercera muestra que fue enviada el pasado 21 de mayo al Instituto Nacional de Salud para que diera una especie de veredicto final. Los resultados de esa tercera prueba no han llegado.

De allí la confusión que se presentó en la mañana de hoy al conocerse el fallecimiento de la mujer cereteana, ya que inicialmente la Clínica Amigos de la Salud indicó en su informe médico que el cadáver no habría que cremarlo porque en sus estadísticas aparecía como paciente negativo para COVID19.

Sin embargo, aquí primó el protocolo del Ministerio de Salud, que indica que cuando un paciente fallece, estando a la espera de los resultados de una prueba de Coronavirus, se le debe tratar como “Caso Sospechoso” y el cadáver debe ser incinerado.

ChicaNoticias conoció que atendiendo el clamor de los familiares  y por instrucciones del Gobernador Orlando Benitez, el secretario de salud Walter Gómez, consultó el caso con el Instituto Nacional de Salud para ver si se le podía entregar el cuerpo a los familiares para llevarlo al cementerio y la respuesta fue que había que seguir el protocolo para caso sospechoso, porque el resultado de la tercera prueba no ha llegado.

Algo que determinó la decisión es que la paciente falleció en la “sala roja”, como se le llama al lugar que ha dispuesto la Clínica Amigos de la Salud, para atender a todos los pacientes positivos para COVID19.

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba