“Siempre te querré”:desgarradora despedida de una madre a su hijo antes de morir por coronavirus

De acuerdo con Jamie Livingston, su madre empezó a tener algunos síntomas de la enfermedad, como fiebre y agotamiento, a principios de abril. No obstante, dio negativo en la primera prueba del COVID-19 que le realizaron.

“Cuando fuimos al hospital ella estaba más o menos bien de salud, pero las constantes estaban normales. Los dos dimos negativo”, aseguró el joven de 25 años, quien trabaja como agente de seguridad.

Unos días después de haberse hecho el test, Janet, de pronto, empeoró. Estaba demasiado débil para levantarse de la cama y comenzó a tener dificultades para respirar, por lo que Jamie llamó a una ambulancia.

Acostada en una camilla antes de ser instalada en el vehículo, la mujer, que tenía 39°C de fiebre, le dijo a su hijo que pensaba que sería la última vez que iban a estar juntos. “Siempre tratamos de hacernos reír mutuamente lo más posible, entonces le respondí que ‘haría falta algo más que esta enfermedad para que te deshagas de mí’”, manifestó Livingston.

Protegido por un traje especial, una mascarilla y un par de guantes, Jaime pasó las últimas cinco horas de vida de su madre junto a ella, recordando todos los buenos momentos que habían compartido.

Según el relato del joven, cuando Janet estaba agonizando, abrió los ojos y pronunció sus últimas palabras: “Siempre te querré hijo mío”.

La mujer de 60 años de edad murió dos días después de haber sido internada en la unidad de cuidados intensivos de un centro médico, ubicado en la localidad de Ferryden, debido a la enfermedad respiratoria.

“Mamá siempre decía que la esperanza es más contagiosa que el miedo. Si estuviera viva, me diría que no tuviera miedo de estar solo, sino que pensara en todas las cosas que quiero hacer”, concluyó Jamie Livingston.

Con información de Pulzo

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba