Masacre sería retaliación entre grupos armados

Campesinos inocentes en medio del fuego cruzado. Eso es lo que se comenta en el Bajo Cauca, antioqueño donde selalan que una retalación entre Caparros y el Clan del Golfo sería al parecer la causa de la masacre registrada en la Finca Rincón Santo a una hora del casco urbano de Cáceres, Antioquia, en donde 5 personas, entre ellas dos cordobeses, fueron asesinados.

Igualmente, se conoció que la masacre fue perpetrada la noche del miércoles 12 de febrero, pero solo hasta el jueves se hizo el levantamiento de los cuerpos.

Según la hipótesis de varios medios, los dueños de la finca pagaban extorsión de un millón de pesos a los Caparros, pero tres días atrás los del Clan del Golfo habían llegado a tomar agua y cargar celulares en ese lugar, por tal razón se dice en la región que los Caparros cometieron la barbarie en retaliación por colaborar con sus enemigos.

También se conoció que la noche del miércoles hubo un enfrentamiento en la zona entre Clan del Golfo y Caparros, al parecer uno de los grupos se retiró y los armados que quedaron en la zona ingresaron a la finca, desplazaron a una mujer y a su hija menor de edad y procedieron a masacrar a los trabajadores de la finca.

Las autoridades investigan la veracidad de esta hipótesis, al mismo tiempo que tratan de evitar desplazamientos en la zona.

Las víctimas

William Antonio Beltrán Carrillo, de 23 años; su padre Manuel Beltrán Roqueme, de 47 años. Ambos oriundos de San Andrés de Sotavento, Cordoba.

También fueron asesinados Alexandro Fabio López Rivero, de 41 años, y los hermanos Wilberto y Gabriel Enrique Ávila Montayo.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba