“La vaina ya se formó” en el cielo

Por. José Gregorio Guzmán Yanez.

La sencillez y la grandeza son coherentes en figuras como Catalino Parra “El Maestro Cato”. Un hombre que desde sus inicios encontró en la música de Gaitas y Tambores el medio para gritarle al mundo de que estamos hechos los habitantes del caribe colombiano.

Sus tonadas eran universales y así lo entendieron mis coterraneos Manuel y Delia Zapata Olivella; quienes con fino hilar lo insertaron en una institución musical como los Gaiteros de San Jacinto que abanderó por décadas el legado musical colombiano ante el mundo. Con un grupo conformado con nómina de lujo y que irrumpió en escenarios internacionales cautivando a sus espectadores al son de Cumbias, Porros, Bullerengues, Gaitas, Maestranza y muchos versos decimales.

La historia musical de “Catano” está enmarcada en letras de oro. Así lo reconoció en el año 2004 el Ministerio de Cultural al otorgarle el premio Vida y Obra, máximo galardón y reconocimiento que entrega el gobierno nacional a figuras que como él trascienden con sus aportes y trayectoria.

Fue un gran ejecutante del bombo y fue su gran aporte al formato musical de Gaitas y Tambores. Tenía una fina e impactante voz y creó un puñado de piezas musicales que aún y después varias décadas están vigentes en el cancionero festivo de nuestro país.

“Catano” es la cuota innovadora en el carnaval celestial de este año, su reencuentro con Toño Fernandez, los hermanos Lara y muchos más músicos de sus afectos harán retumbar al altísimo. Si señores en el cielo “La vaina ya se formó”.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba