Brad Pitt gana su primera estatuilla como mejor actor de reparto en los Óscar

“Esto es increíble, es un honor de honores. Me dicen que tengo 45 segundos (para el discurso), pero eso es más de lo que le dio el Senado a John Bolton (refiriéndose al caso de Donald Trump). Cuando nace bien una película, al final todo sale. Esto (Había una vez… en Hollywood) se trata de (Quentin) Tarantino, que es original, único. La industria del cine no sería tan buena sin ti”.

Así empezó a agradecer Brad Pitt su premio Óscar a mejor actor de reparto por la cinta Había una vez… en Hollywood, que ganó en la noche de este 9 de febrero.

Era el favorito para llevarse el Óscar por su caracterización de un doble de acción de películas, un oficio que la Academia del cine de Estados Unidos se niega a premiar en la vida real, pese a que estos profesionales han hecho campaña para tener su propia categoría, argumentando que su aporte es igual al que hacen los mezcladores de sonido o los artistas de maquillaje o efectos visuales, que sí son honrados en la ceremonia
.
Su personaje es el de Cliff Booth, el doble del actor de TV Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), que se abre camino en el medio.

Pitt viene de una buena racha con esta película, pues se ganó el Globo de Oro, premio que también obtuvo por Doce monos, en 1996, en la misma categoría.

En Venecia, en el 2007, ganó la Copa Volpi a mejor actor por El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

Pero hasta ahora no ha obtenido ningún Óscar, pese a sus nominaciones: mejor actor por El juego de la fortuna, en el 2012; en la misma categoría en el 2009, por El curioso caso de Benjamin Button, y en reparto, en 1996, por Doce monos.

En Había una vez en Hollywood, Pitt actuó con Leonardo DiCaprio (se sentaron juntos en la ceremonia), dirigidos por Tarantino, en una producción que es una carta de amor de este último al viejo Hollywood, que lo enamoró del cine.

Pitt, por eso, siguió hablando del director: “Buscas lo mejor de la gente. Contigo todo es fantástico y ratificamos por por qué hacemos esto”.

De paso, les dio un reconocimiento a los dobles: “Es hora de dales su valor y a su trabajo”.

En el Óscar, Pitt no la temía fácil: El actor, nacido en Shawnee, Oklahoma, el 18 de diciembre de 1963, compitió con Tom Hanks (Un buen día en el vecindario), Al Pacino (El irlandés), Anthony Hopkins (Los dos papas) y Joe Pesci (El irlandés), todos ganadores del Óscar.

Aunque muchos pensaron que Pitt era el niño bonito de Hollywood y que no trascendería, el actor se encargó de demostrar su gran talento. Hoy es, además, productor.

Una de sus primeras caracterizaciones que le dio reconocimiento fue su participación en Thelma & Louise, en 1991, como el joven que seduce a Geena Davis.

En 1994 hizo con Tom Cruise Entrevista con el vampiro y en ese mismo año actuó con Anthony Hopkins en Leyendas de pasión (1994).

También estuvo en Se7en, El club de la pelea, La gran estafa y La nueva gran estafa, entre otras.

Este regreso al cine con Érase una vez… en Hollywood llegó luego de su sonada separación de la también actriz, Angelina Jolie, con quien tiene seis hijos.

“Recuerdo cuando de niño me llevaban a ver películas al autocine y hoy estoy aquí, donde he conocido gente maravillosa en mi carrera”, terminó Pitt.

Con información de El Tiempo

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba