María del Carmen no murió apuñalada, pero la injusticia y la indiferencia están que la matan

Por Rafael Chica Guzmán

El pasado 3 de enero, Córdoba y Colombia se conmovieron con lo ocurrido en El Barrio Villa Celina de Cereté: Un hombre le propinaba puñaladas a una mujer delante de una niña que lloraba y gritaba pidiendo auxilio para su mamá. Algunos vecinos acudieron al llamado pero poco podían hacer, porque el hombre “endiablado” gritaba que si alguien se metía, le seguía dando puñaladas y él se cortaba la garganta.

Unos jóvenes valientes se abalanzaron sobre el hombre, mientras otros lograron arrastrar a la mujer, cuyo cuerpo se encontraba ensangrentado y moribundo. A las carreras la subieron en una moto y la llevaron a la urgencia del Hospital San Diego de Cereté, en donde indicaron que había sufrida doce puñaladas, incluso una de ellas le había perforado el corazón, su pronóstico era reservado,

El hombre logró escapar corriendo por un sector enmontado, mientras la policía intentaba controlar a la multitud que lo perseguía para lincharlo por lo que acababa de hacer: Intentar asesinar a su ex pareja sentimental, la mamá de su pequeña hija.

En ese momento se mostró una solidaridad de la gente, de los gobernantes, de los dirigentes políticos, de las autoridades, de los medios de comunicación que dedicaron amplios espacios a hablar del primer intento de feminicidio ocurrido en Córdoba, durante el inicio del año 2020.

A solicitud de familiares, Chicanoticias inició una campaña para encontrar donantes de sangre para María del Carmen Ruiz, la mujer apuñalada que luchaba por su vida en la Clínica IMAT, a la cual fue remitida y a donde acudieron varias personas a donar sangre para ayudarle en esa lucha por su vida.

Hoy, catorce días después del suceso, aunque no está plenamente sanada, María del Carmen no sufre por las puñaladas que le dio su ex marido, sino por la indiferencia de las autoridades y lo que considera injusticia: Nadie la ha visitado para escuchar su denuncia y permanece en una casa de una familia cereteana, que acogió de caridad, pero no tiene con qué adquirir las medicinas e implementos para sus curaciones diarias.

Hoy la situación de María del Carmen Ruiz es bastante difícil: Parte de la gran herida que tiene entre abdomen y pecho, por la cirugía que le hicieron, se le abrió. También tiene abierta una herida en la espalda. A la casa donde la acogieron llega todas las tardes una enfermera que la atiende de caridad, y un médico cereteano, que también se condolió del caso, acude cada dos días a mirar como avanza su estado de salud.

Un milagro de Dios 

“El medico salió de cirugía, me miró con unos ojos tristes y me dijo: Señora hicimos todo lo posible por salvarle la vida, pero está muy delicada, sólo un milagro de Dios la podrá salvar, y yo le contesté, no lo dude doctor, Dios va a salvar a mi hija”.

El testimonio es de María Banda, la Mamá de María del Carmen, una mujer “partera”, que se dedica a traer niños al mundo, ayudando a parir a los mujeres de una vereda de Arboletes Antioquia. Desde el día en que su hija fue apuñalada se vino a estar a su lado.

María Banda está convencida que la sanción de su hija es un milagro de Dios: “Es que prácticamente lo que el medico me dijo esa noche es que mi hija estaba más muerta que viva, pero como para Dios nada es imposible, mírela como está para la gloria de Dios”.

Sin embargo al dolor que tiene por el intento de asesinato que cometieron con su hija, se suma, según ella, la indiferencia de las autoridades y por eso lanza un grito pidiendo justicia.

“Mire mi hija no ha puesto denuncia, primero porque estaba en la clínica muriéndose   y ahora porque no puede salir con esas heridas que tiene abiertas. Yo no conozco de leyes, pero creo que en estos casos la fiscalía la policía deben venir a donde ella a escucharla y aquí nadie ha venido y ahora dicen que el tipo ese que casi la mata va a quedar libre o le van a dar casa por cárcel, porque mi hija no murió “.

De igual manera, María Banda y su hija, sufren, porque son una familia de escasos recursos económicos, que no tienen con que comprar las cosas que se necesitan para las curaciones diarias y para lo más básico que es la alimentación.

“El Amor a mi hija me salvó”

“Él me daba con el puñal, pero yo no sentía porque yo estaba tirada en el suelo mirando a mi pequeña hija que lloraba y gritaba ¡No mas!, ¡no más!, mientras le pedía a Dios que me salvara para poder ver crecer a mi hija. Lo último que recuerdo es que me llevaban en una moto toda sucia de sangre y sentí que en la brisa de la carretera apareció la carita de mi hija sonriendo y yo me aferré a esa imagen, de allí no supe más nada, hasta cuando desperté en una clínica”.

Así nos contó María del Carmen, en una entrevista en VIVO que le hicimos a través de Chicanoticias  la noche del pasado 17 de enero, cuando visitamos la casa en donde le dieron albergue a ella y a su mamá.

Del día del trágico hecho recuerda que su ex marido llegó muy temprano a visitar a su hija y que cuando estaban sentados en la sala de la pequeña casa de su mamá en el barrio Villa Celina de Cereté entró una llamada a su celular, que al parecer fue el detonante del ataque demencial de su ex pareja.

“Llamé al patrón de mi hermano a preguntar si ya mi hermano había salido para acá  y me dijo que si.  y como es una persona que nos ayuda mucho, yo le dije, quiero un poquito de almuerzo, somos tres bocas, mándenos algo”.

Dice María del Carmen, que al parecer un acto de celos, porque estaba escuchando la conversación, fue el detonante para que su ex marido se le lanzara encima, la tirara al suelo y comenzara a darle con un cuchillo en distintas partes de su cuerpo.

“Yo no tengo nada con él desde hace tres meses. Él me busca y me pide que vuelva, pero hace rato decidí dejar esa relación porque me maltrataba. En varias ocasiones me había amenazado. Me decía que si no era para él, no era para nadie”.

La joven mujer dice que nunca se atrevió a denunciar porque su ex marido le decía que si hacía eso le quitaba a su hija y más nunca la volvería a ver.

María del Carmen Ruiz dice que solo pide que se haga justicia, que su ex marido pague por lo que hizo, que lo metan a la cárcel y que si ella tiene que poner una denuncia para eso sea más rápido, que la fiscalía, la policía o quien sea, vayan a donde ella se encuentra a escucharla.

Vea aquí la entrevista completa de Chicanoticias a María del Carmen Ruiz…

ATENCIÓN… #ENVIVO María del Carmen Ruiz, la mujer que fue apuñalada por su pareja el 3 de enero de 2020 en el barrio Villa Celina de Cereté nos cuenta su historia y pide justicia…Comparte nuestra transmisión y ayúdale a María del Carmen a pedir justicia.

Posted by Chica Noticias. on Friday, January 17, 2020

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba