Enviar más militares no es solución a violencia contra indígenas en Cauca, dice ONU

El pronunciamiento de Naciones Unidas es más un reclamo al Gobierno luego de masacre de 5 miembros de comunidad indígena nasa, sumado a otros hechos violentos.

El requerimiento de la ONU es para que el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Iván Duque, ponga en marcha un plan integral de protección a líderes e integrantes de comunidades indígenas, aunque le recomendó que la solución a esta violencia no pasa simplemente por aumentar la presencia militar en el territorio.

“Instamos a las autoridades a romper el ciclo de impunidad en relación con las amenazas, el acoso y los asesinatos contra los pueblos indígenas. Instamos al Gobierno a responder a esta dramática situación de manera integral y consultiva, y no simplemente a través de una mayor presencia militar”, expresó la ONU, por medio de un comunicado.
El organismo internacional también pidió que las autoridades incluyan en sus hipótesis de investigación las “posibles fallas por parte de las autoridades que pueden haber permitido que ocurriera la masacre”, que ocurrió el pasado martes 29 de octubre en la población de Tacueyó (Cauca).

A este pronunciamiento se sumó la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, Marta Hurtado, que a través de un video destacó la trayectoria y el trabajo en defensa de los derechos de su territorio por parte de una de las víctimas: Cristina Bautista, una autoridad indígena en Cauca.

“Los nasa han dicho repetidamente que no quieren una militarización, a lo que el Gobierno ofreció la posibilidad de que los soldados actuarán en coordinación con los guardias indígenas, pero (los nasa) tampoco quieren esto, sino otro tipo de solución”, explicó Hurtado, citada por la agencia AFP.

Y es que una vez ocurrieron estas muertes, la orden del presidente Iván Duque fue la de enviar a unos 2.500 soldados para reforzar la seguridad militar que hay en la zona. No obstante, menos de dos días después se registró en ese departamento una nueva masacre de cinco personas, en Corinto y Caloto.

Según las denuncias que ha recibido la ONU, detrás de estos actos violentos estarían las disidencias de las Farc, aunque también podrían estar involucrados exparamilitares que, como los exguerrilleros, “ya no tienen una agenda política y se han convertido en sicarios pagados por narcotráfico u otras entidades criminales”, señaló la portavoz.

Según explicó en Noticias Caracol el director del centro de estudios en seguridad y paz, Néstor Rosanía, grupos armados se disputan el control de este territorio debido a que es muy apetecido para la siembra de cultivos ilícitos.

“Lo que hemos encontrado es que el Cauca es muy atractivo porque las distancias desde donde están los cultivos, los laboratorios y la salida al puerto son muy cortas, y eso las hace muy rentables y seguras para las estructuras criminales”, dijo Rosanía en el noticiero, y agregó que hay unas cinco organizaciones que participan en esta confrontación.

Es por eso que líderes indígenas consideran que sumar más militares en el territorio terminará por desatar una guerra.

“Lo que va a ocurrir es que se va a profundizar, se va a escalar el conflicto”, dijo en ese medio Luis Fernando Arias, consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena (Onic).

Vía Pulzo.com

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba